Qué son y cómo funcionan las casas pasivas

casas pasivas

Cada vez son más las personas que eligen vivir en una casa pasiva, y es que se reduce un gran consumo de energía. Según los propietarios de este tipo de casas, habitar en una vivienda con este tipo de arquitectura permite ahorrar hasta un 80 % en la factura de la luz. ¿Sabes qué son realmente las casas pasivas? ¡Te lo contamos!

¿Qué son las casas pasivas?

Este nuevo concepto de arquitectura surgió a finales de la década de los setenta del siglo pasado en Alemania y está orientado a la eficiencia energética y el bajo consumo. Su objetivo es claro: minimizar el consumo energético mediante métodos pasivos como, por ejemplo, decidir previamente la orientación de la construcción o aislar adecuadamente la construcción para que tenga la temperatura ideal sin necesidad de otros dispositivos. De esta forma, evitaremos usar aparatos de alto consumo energético.

Estas casas pasivas se usan en todo el mundo, pero especialmente en Alemania, Austria y Estados Unidos. Por tanto, estos países son una gran referencia para el resto del mundo y deberíamos animarnos más con estas construcciones sostenibles.

Características de las casas pasivas

Estas casas prefabricadas están construidas con conceptos de la arquitectura bioclimática, es decir, su diseño ofrece a los propietarios un gran confort con un bajo consumo energético. Sus características, que las diferencian de las casas convencionales, son las siguientes:

  • El estilo de estas casas pasivas aprovecha al máximo la emisión de sol para calentar el interior de la vivienda.
  • Cuentan con corrientes de aire naturales para aportar a la vivienda el frescor que necesita.
  • Tienen un gran aislamiento para mantener el calor y evitar su pérdida.
  • Las fachadas son inmovilizadas para evitar las entradas y salidas de aire indebidas.
  • Cuentan con el equipamiento necesario para que la casa pueda ventilar sin que pierda la temperatura óptima.
Te puede interesar:  Ventajas de tener una barandilla de acero inoxidable

¿Cuánto cuesta una casa pasiva?

Antes de pedir el presupuesto para adquirir una casa pasiva, asegúrate de que es una vivienda eficientemente certificada. Es decir, esta debe cumplir con los estándares pero hay que pagar unos costes adicionales por ello.

Este tipo de casas prefabricadas tienen precios muy diferentes pues esto varía según sea la casa y el terreno donde se construya. Estas casas son entre un 5-10% más caras que una casa convencional, aunque todos los beneficios que esta ofrece son mayores y hay que tenerlos en cuenta.

Desde hace años se ha intentado que el precio de este tipo de casas sea mucho más económico. Además, a lo largo de los años esta inversión se te devolverá ya que tienes muchos ahorros energéticos.

Dentro de la construcción, lo más caro son los materiales que recubren al edificio, pero el resto de materiales del interior pueden ser más baratos, según el que elijas.

El precio de una casa pasiva ronda los 1.200€/m2. Por ejemplo, una vivienda de 150 m2 costará unos 180.000€.

El precio puede oscilar según las características que quieras incorporar:

  • Casa pasiva con garaje: Si incluyes un garaje subterráneo de unos 70m2 donde puedes guardar dos vehículos, el coste se aproxima a los 350€/m2. Por lo tanto costaría 24.500€.
  • Áreas Exteriores: Si lo que se quiere es una casa prefabricada con jardín y una sala de estar que incida hacia el exterior y que estos alcancen los 200 metros cuadrados, el desembolso sería de 30.000€ (contando con que el m2 costaría 150€).
  • Casa pasiva con piscina: Si en este presupuesto debemos incluir una piscina, el coste de una piscina de 18 m2 sería de 18.000€.

Además, a estos precios debemos sumarles los honorarios de los profesionales, sumando al presupuesto un 6-12% más.

Te puede interesar:  Calderas de condensación: la solución en eficiencia y adaptabilidad para tu hogar

Estándares constructivos de las casas prefabricadas pasivas

La obra de las casas pasivas debe contar con los siguientes estándares constructivos:

  • Aislamiento térmico: estas casas necesitan buenos materiales que refuercen los revestimientos y fachadas para evitar las filtraciones meteorológicas.
  • Estanqueidad: esto se consigue con los materiales aislantes térmicos.
  • Puentes térmicos: tienes que evitar la rotura del puente térmico. Es decir, ten especial cuidado en las paredes, esquinas y techos con el fin de conseguir el aislamiento deseado.
  • Ventanas: estas son un punto de fuga de energía muy importante. El material de estas debe ser vidrio relleno de gas inerte o baja emisión para mantener la temperatura y aprovechar todo lo posible la energía del sol.
  • Recuperación de calor: con el aislamiento se consigue mantener un 95% del calor. Este es un sistema eficiente que recupera muy bien el calor, pero a veces algunas casas prefabricadas incorporan paneles solares que, aunque incrementan el precio final, son muy beneficiosas.

Galería de ejemplos de casas pasivas en España

En España encontramos cada vez más ejemplos de casas pasivas. Estas están repartidas por todo el país y nosotros te mostramos las casas pasivas de Lleida, Murcia, País Vasco, Asturias y Barcelona:

A día de hoy, el cuidado del medioambiente y la sostenibilidad están tomando mucha fuerza en nuestro entorno. Por este motivo, surgen diferentes alternativas para fomentar lo que tanto nos preocupa o debería preocuparnos a todos. Así surgieron las casas pasivas, que son una excelente alternativa para cuidar de nuestro planeta y también de nuestro bolsillo.

Además, también debemos tener en cuenta que estas casas pasivas son, al fin y al cabo, una vivienda y, por tanto, donde pasaremos mucho tiempo junto a nuestra familia, por lo que deberá preocuparnos no solo el exterior, sino también el interior de esta para mejorar nuestra calidad de vida.

CASAS PREFABRICADAS EN ESPAÑA - LISTADO DE EMPRESAS

X