Calderas de condensación: la solución en eficiencia y adaptabilidad para tu hogar

calderas de condensacion de gas ventajas e inconvenientes

Hablar de eficiencia energética, de alto rendimiento y de un sistema de calefacción con bajo consumo de gas respetando el medio ambiente es lo mismo que hablar de las calderas de condensación, una caldera de gas llena de ventajas y a la vanguardia.

Ahorro de emisiones de gas

Uno de sus grandes puntos a favor es su alto rendimiento, que se consigue porque este tipo de calderas de gas se sirven del calor latente en forma de vapor de agua que se produce con la combustión de gas y son capaces de transformarlo en energía útil.

De este modo, según el tipo de caldera de gas que escojamos para nuestro hogar, podremos estar ahorrando hasta un 30% en las emisiones de gases, algo muy positivo como ahorro en la factura de gas.

Pero también algo lleno de beneficios para proteger el planeta de los gases que más lo contaminan, evitando así una buena cantidad de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Ajuste adaptado a nuestras necesidades

Otro dato que nos lleva a afirmar que las calderas de condensación son un fantástico servicio para disfrutar de calefacción y agua caliente en casa es que los equipos más actuales disponen de control automático para la combustión, en el que se puede regular el gas, adaptando así la demanda de calor en cada momento.

Además de proporcionarnos tranquilidad y comodidad, con esta medida seguimos reduciendo el gasto energético y las emisiones de gas innecesarias.

Cuanto menor sea el nivel de temperatura necesario, más estaremos ahorrando y mejor rendimiento tendrá nuestra caldera.

Te puede interesar:  Tendencias que tienes que conocer si estás pensando hacer reformas en la cocina

Instalación sin complicaciones

Quienes estén sopesando la idea de instalar una caldera de condensación pero creen que puede resultar un trabajo muy engorroso, están equivocados puesto que al recoger el calor de la combustión, no es necesaria la instalación de ninguna recogida de condensados.

Los gases son emitidos a menor temperatura que en otro tipo de calderas de gas, por lo que las tuberías no tienen por qué ser de aluminio.

En su lugar lo habitual es utilizar tubos de polipropileno, que aguanta perfectamente el paso del agua y es un material mucho más adecuado porque no se corroe, es más flexible, ligero y económico y tiene una gran durabilidad.

Aptas para todo tipo de viviendas

La normativa sobre la instalación de calderas de gas y sus últimas modificaciones del año 2013 lo dejan bien claro: la calderas de condensación son totalmente adecuadas para ser instaladas tanto en viviendas unifamiliares como en una situada dentro de un bloque de pisos.

En el segundo caso, incluso se podría instalar tanto en la fachada como en la azotea del bloque de pisos, previa aceptación y conformidad por parte del resto de propietarios que conforman la comunidad de vecinos.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)