Qué pasos hay que seguir para limpiar el aluminio correctamente

como limpiar las ventanas de aluminio

Seguro que cuando te has puesto a hacer limpieza o cuando cocinas, más de una vez te has preguntado cómo deberías de limpiar los objetos de aluminio correctamente, sobre todo, cómo limpiar las ventanas de aluminio o qué hacer para sacarle brillo a esos utensilios antiguos de cocina que hace mucho que no usas.

Antes de ponerte a limpiar objetos de aluminio, tienes que tener en cuenta algunas indicaciones para tratar con cuidado dichos objetos, ya que de lo contrario podrían deteriorarse.

Las principales indicaciones para limpiar correctamente el aluminio son:

  • Limpiar regularmente el aluminio para mantenerlo brillante y en buen estado
  • Frotar el aluminio suavemente, evitando los movimientos circulares
  • Evitar la lana de acero para limpiar el aluminio porque podría dañarse
  • Emplear productos naturales para limpiar el aluminio siempre que sea posible, como el zumo de limón con bicarbonato de sodio
  • Usar esponjas y paños suaves para pulir y secar los objetos de aluminio
  • Evitar golpear los objetos de aluminio, ya que podrían abollarse fácilmente

Cómo limpiar las ventanas de aluminio correctamente

Limpiar las ventanas de aluminio suele ser un trabajo arduo si no se conocen qué pasos se deben seguir exactamente. En primer lugar, será necesario empezar por la zona más alta e ir bajando poco a poco. De esta manera, te aseguras de que no queden restos en ningún punto y todo quede impecable.

Tampoco te puedes olvidar de los marcos de las ventanas, que deben limpiarse con especial cuidado. En primer lugar, tendrás que asegurarte de que no quede polvo superficial en esta zona. Para ello, puedes emplear una esponja suave y agua.

Te puede interesar:  ¿Cómo limpiar un colchón?

Para el cuidado del aluminio existen multitud de productos en el mercado que te ayudarán a proteger y conservar los objetos fabricados con este tipo de material. No te olvides de leer las instrucciones de cada producto para evitar errores.

Aplica el producto en un trapo y utiliza movimientos verticales para ir limpiando la suciedad acumulada. Por último, emplea un trapo limpio con agua para enjuagar.

Pulir las ventanas de aluminio es un requisito indispensable después de limpiarlas

Después de haber limpiado las ventanas de aluminio, le toca el turno al pulimento de estas. Si quieres que tus ventanas de aluminio estén en el mejor estado, no te puedes olvidar de sacarles el máximo brillo posible.

Lo importante en todo este proceso es que queden limpias y sin rastro de óxido. En primer lugar, vuelve a utilizar un trapo húmedo, empezando por la zona exterior, que es la que más mugre acumula, y terminando por la zona interior.

A continuación, emplea un detergente con PH neutro o un producto especial para abrillantar. Retira los restos del producto y deja la superficie totalmente limpia. Por último, seca las ventanas con un trapo suave y seco.

Recuerda que si necesitas retirar alguna mancha de óxido que se te resista o no tienes muy claro cómo hacerlo, lo mejor es ponerse en contacto con expertos que te ayuden a limpiar el aluminio de la manera más eficaz.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)