Cómo eliminar las malas hierbas del jardín

como quitar las malas hierbas

Aunque a menudo, las mal denominadas malas hierbas nos molesten, la realidad es que desde el punto de vista botánico no existen malas hierbas como tal, sino que simplemente están en un lugar que no les corresponde. Aun así, te entendemos, y por eso queremos ayudarte a desprenderte de estas molestas hierbas que no ayudan en nada al resto de plantas cultivadas.

La opción más sencilla y rápida para quitar las malas hierbas es comprar la mejor desbrozadora a batería, que se encargará de cortarlas y dejar a ras aquellas zonas a las que un cortacésped no puede llegar.

¿Qué son realmente las malas hierbas?

Las malas hierbas, también conocidas como maleza, son especies que crecen de manera silvestre en cualquier espacio verde controlado por el ser humano. Como quizá sabrás, la mala hierba es el principal enemigo de los jardineros y agricultores. Eliminarlas no es tan sencillo, por lo que deberemos estar siempre alerta por si vuelven a aparecer.

5 alternativas para acabar con las malas hierbas

Existen otras alternativas para deshacerse de las malas hierbas que vamos a mencionar a continuación y que, incluso, puedes combinar y alternar. ¡Empezamos con la lista!

Arráncalas

Si aún no te has decidido por comprar una desbrozadora a batería (te lo recomendamos encarecidamente si quieres evitar estas tediosas tareas), tendrás que arremangarte y usar un par de guantes de jardín para empezar a quitar las malas hierbas. Ahora bien, es necesario agarrarlas con firmeza y sacarlas de raíz para hacerlo correctamente.

Te puede interesar:  Decorar tu casa con cactus es una buena opción

Despliega una tela para evitar que aparezcan

Si aún no han aparecido las malas hierbas en tu jardín, es el momento de prevenir. Utiliza una tela de jardín para proteger la superficie, y cúbrela después con una capa de mantillo.

Utiliza acolchado con mantillo

El acolchado con mantillo es un buen aliado para evitar que aparezcan las malas hierbas. De esta manera, el suelo se mantendrá fresco y no habrá luz para que las malas hierbas crezcan. Ahora bien, ten cuidado de no colocarlo cerca de tu césped.

Planta otras especies

Aunque las malas hierbas no se cuiden, acabarán creciendo sin parar. Una buena forma de hacerles frente, tal y como recomiendan en Muy Jardín, es plantar otras especies autóctonas que sean fuertes para plantarles cara y que no se propaguen con tanta facilidad.

Acéptalas tal y como son

Esta no es una alternativa real, sino que simplemente se trata de aceptar esas malas hierbas hasta que al final no te molesten tanto su presencia si te vence la pereza. Como dice el refrán: «Si no puedes con el enemigo, únete a él». Aun así, no te lo recomendamos porque al final competirán con otras especies para subsistir y hasta podrían aparecer plagas y enfermedades.

En Arph nos encargamos de ayudarte a mantener tu hogar y tu jardín en perfecto estado para que puedas disfrutar en armonía de tu pequeño rincón en el mundo. Recuerda que si tienes alguna duda o sugerencia, estaremos encantados de escucharte.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)