Decorar el hogar con un estilo minimalista

Decorar el hogar con un estilo minimalista

Una frase común es que “menos es más”, y es precisamente lo que identifica el movimiento minimalista, nacido alrededor de los años 60. En el arte, el minimalismo se caracteriza por el uso de elementos básicos, como figuras geométricas, tejidos naturales y colores puros. En la decoración, el concepto es el mismo, utilizar elementos esenciales, nada de excesos ni colores llamativos.

En este tipo de decoración, es importante considerar las entradas y fuentes de luz, pues de ello dependerá en gran medida el resultado final. Así que, aquí encontrarás algunos consejos para decorar tu vivienda con el atractivo estilo minimalista, que es tendencia hoy en día.

El minimalismo en la decoración de interiores

Para el arte, este estilo está muy relacionado con lo pequeño, con lo reducido. De hecho se dice que el énfasis deja de estar en la elaboración del artista para pasar a la percepción de quien admira la obra. Pero en la decoración, no se trata de reducir el tamaño de los elementos o distribución, sino de hacer una combinación armónica con los objetos más esenciales.

La funcionalidad es la idea principal que se debe tener en mente cuando se empieza a decorar, por eso se analiza la pureza de los materiales, los colores y formas para encontrar el sofá, la mesa y las lamparas a medida de lo que se quiere. Una característica destacable de este estilo, es que muchas de las cosas utilizadas tienen un aire industrial, ya que los materiales suelen ser hierro y vidrio, para alcanzar un buen equilibrio.

Te puede interesar:  Ideas Fabulosas para Decorar el Baño

Principios básicos

Ya se ha mencionado que una de las consideraciones más importantes para decorar con este estilo es la funcionalidad, a ello se le une como principio fundamental, trabajar con predominio en la amplitud. Más que los muebles, los cuadros  o cualquier objeto artístico, lo que debe destacar es lo arquitectónico, el espacio propiamente de la estancia.

Para lograr engranar lo funcional, pero que prevalezca el espacio, debes considerar que los muebles, mesas y sillas a utilizar presenten un estilo sencillo, con formas puras y líneas rectas.

Materiales y tejidos

Los elementos de estilo industrial tienen cierta aplicación dentro del minimalismo, los objetos de hierro, vidrio y madera en combinación con el cemento crean un espacio sombrío, pero si los objetos elegidos compaginan de forma armónica la sobriedad, desbordan elegancia y limpieza.

En cuanto a los tejidos, la naturalidad es el secreto. Algodón, lana y lino son los materiales ideales para los complementos de decoración como cojines, cortinas u otros elementos; en la mayoría de los casos, éstos se presentan sin estampado.

Los colores

Hay un color rey que debe ser imprescindible y dominante en cualquier decoración minimalista: es el blanco y sus derivaciones. Esto no significa que no puedan utilizarse objetos en otros colores, sino que siempre deber ser el blanco el color resaltado. Dentro de la gama de colores adecuados, se encuentran los colores suaves, como el gris y el negro. Casi siempre predomina la combinación monocromática.

La luz en espacios minimalistas

La iluminación es imprescindible en todo espacio, no sólo por utilidad, sino por estética y para potenciar el carácter sensorial que se transmite en un espacio. Este tipo de decoración es sobre todo, sobria y elegante, por ello hay que prestar atención a las lamparas diseño en Barcelona que se vayan a utilizar. Este elemento debe responder a las características minimalistas ya mencionadas.

Te puede interesar:  Prepara tu casa para el invierno

En primer lugar, las lámparas deben ser de colores suaves, blancas o negras, elaboradas con líneas rectas, y por supuesto, elegantes. El principio del minimalismo es, que menos es más, para lo que una lámpara sencilla, funcional y formal será la aliada ideal para dar luz en la estancia.

Una consideración importante a tener en cuenta, es que como el color predominante es casi siempre el blanco, la luz artificial debe estar regulada y no ser tan potente, para no generar efectos poco agradables.

La luz natural es altamente deseada e ideal para estos espacios, pero las lámparas adecuadas y sencillas pueden servir para acentuar un elemento llamativo y relevante de la decoración. La luz permite jugar con los objetos, por esto se debe prestar mucha atención a qué lámparas elegir.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)