Existen miles de motivos por los cuales regalar una flor

flores a domicilio

“No hay quien se resista a una rosa” dicen por ahí, y es muy cierto. Las flores son sinónimo de belleza y por eso tienen un alto porcentaje de aceptación. Regalar una flor es la excusa perfecta para pedir perdón, demostrar amor y expresar felicidad, pero no te confundas, porque existe una especial para cada ocasión.

 

Son infalibles en todo momento

Regalar flores es una manera de comunicar sin emitir palabras, porque tienen la capacidad de transmitir sentimientos. Las flores siempre están presentes en los mejores momentos, y son el regalo ideal para celebrar las fechas que marcan nuestras vidas, desde un nacimiento hasta una despedida.

¿Por qué regalar flores? Regalar flores es un acto social, por ser delicadas, coloridas, naturales, tener agradable aroma y ser extremadamente bellas, son la llave para abrir puertas y corazones. Ni siquiera una persona alérgica al polen sería capaz de rechazar una flor.

Pero hay que elegir la flor según el momento, como por ejemplo entendiendo si el momento es por un romance, en el que las rosas rojas serán las indicadas, ya que simbolizan amor y pasión

Y si queremos demostrar amistad, las amarillas son las que debemos regalar, ¡pero ojo! Las rosas de este color también simbolizan traición y celos, cuando el receptor es nuestra pareja.

Las flores perfectas para cada ocasión

En fechas especiales como los aniversarios, San Valentín, cumpleaños y matrimonios, nunca se pueden olvidar los hermosos ramos de flores. Siempre es un bonito detalle regalar flores, ¿pero sabemos cuáles son las ideales para cada ocasión? 

Las margaritas y los girasoles son flores de color amarillo, el cual representa alegría, por lo que son las adecuadas para enviar a personas que se encuentran enfermas o en etapa de recuperación. 

Las gerberas y liliums son de color amarillo, blanco y azul, una combinación ideal para pedir perdón o expresar arrepentimiento, independientemente de quién sea la persona a quien le hayamos fallado. 

Las rosas siempre están ligadas al romanticismo, pero cuando el objetivo es expresar admiración y amor puro, las de color rosado y blanco son las que debemos elegir para regalar. 

Las rosas rojas las podemos utilizar más adelante, cuando la relación ha avanzado y estamos dispuestos a proponer matrimonio. También son las ideales para transmitir pasión y recuperar relaciones que están al borde del precipicio.

Las cestas de plantas se utilizan para desear prosperidad a una persona que estimamos y que comenzará un nuevo negocio. Es un símbolo de crecimiento, y además, un elemento decorativo. 

La presentación es muy importante

De nada vale gastar mucho dinero comprando flores que llegarán marchitas y mal presentadas a su destino. Cuando decidimos enviar flores a domicilio debemos elegir un lugar especializado y profesional, que tenga variedad de flores, y que además ,esté al día en cuanto a las presentaciones.

Todavía hay quien disfruta de un frondoso ramo de flores, pero lo que está de moda es el envío de cajas muy elegantes, de color negro con detalles dorados, que en su interior guardan docenas de rosas, que pueden ser de color blanco, negro, rosa o rojo. Todas de un mismo tamaño, con tallos perfectamente cortados, como si hubiesen salido de un molde. 

Y si queremos que el presente no muera, podemos encargar cajas con rosas liofilizadas o preservadas, se trata de una nueva técnica que permite que las flores se mantengan frescas, como recién cortadas, por mucho más tiempo. Con este regalo no puede faltar el complemento perfecto: una botella de champán.

Existen otras presentaciones muy exclusivas y novedosas, que podemos seleccionar tan sólo con visitar la página web de una tienda online y ver el catálogo de productos. 

Las cestas circulares y los floreros con formas muy ingeniosas, los cuales tienen en su interior peonias y orquídeas, también son muy demandados. 

¿Pero qué sucede si enviamos sólo una rosa? Aunque parezca un acto de ahorro, enviar sólo una rosa puede impresionar igual o más que recibir una caja con 12 o 24 rosas. El gesto de enviarla y que la otra persona la reciba, ya nos hace ganadores, y sobre todo, ganadores del cariño de la otra persona: regala una flor, los motivos sobran.

Te puede interesar:  La Ecocapsula, la nueva mini casa ecologica con energia solar y eolica
Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)