Las puertas automáticas y sus beneficios en el comercio

Las puertas automáticas y sus beneficios en el comercio

Si estás considerando instalar una puerta para tu idea de negocio o vivienda seguro que te preguntarás cuál será la mejor elección en cuanto a comodidad y seguridad, ¿puertas tradicionales o puertas automáticas?

Elegir un cierre y apertura automático para tu establecimiento comercial supone una decisión indispensable para cualquier tipo de negocio. Con ello demuestras que te preocupas por las personas y por tanto los clientes lo considerarán un valor añadido, proporcionándoles todas las facilidades para comprar en tu establecimiento y así poder ganarte su confianza.

Las puertas automáticas pueden sostener gran variedad de estilos y disposiciones según las necesidades a cubrir. Son puertas fabricadas con materiales de primera calidad que hacen más fácil y sencillo el tránsito de personas, otorgando comodidad a los usuarios ya sean jóvenes, ancianos, personas discapacitadas o aquellos que llevan las manos ocupadas con las compras realizadas.

Ventajas de las puertas automatizadas para tu negocio

Una de sus principales funciones es facilitarte la vida, y al igual que son beneficiosas para tu hogar, también lo son para tu comercio. Por tanto, decidirte por automatizar las puertas de tu negocio será una alternativa de la que no te arrepentirás.

Las puertas automáticas no solo logran establecer comodidad, seguridad y ahorro de tiempo, sino que ofrece muchos más beneficios que servirán de ventaja para tu establecimiento.

  • Mejora la atención a tu cliente. Las puertas automáticas funcionan notando la presencia de las personas, por tanto, se abren automáticamente al paso de éste mejorando así su atención.
  • Mayor luminosidad. Los modelos que son de cristal permiten la entrada de luz al establecimiento dejando ver todo en la tienda. De esta manera, podrás un aspecto fresco y decorativo a tu negocio.
  • Mejor estética. Existen gran variedad de modelos de puertas automatizas de forma que, podrás elegir aquella que se adapte mejor a la estética de tu negocio.
  • Ahorra espacio. La mayoría suelen ser correderas escondiéndose tras en la pared de forma lateral, ocupando así mucho menos espacio que las puertas tradicionales.
  • Sencillez. Su instalación es rápida y sencilla, no supone ninguna clase de complicación.
    Seguridad. La seguridad que bridan es mucho mayor ya que existen sistemas de seguridad que hacen de su negocio un lugar más seguro.
  • Fácil mantenimiento y limpieza. Están fabricadas con materiales que facilitan su limpieza y mantenimiento.
Te puede interesar:  Suelos de microcemento, la solución perfecta para interiores y exteriores

Otro aspecto importante para destacar es que las puertas automáticas pueden ser muy beneficiosas en situaciones de emergencia, cuando se trata de desalojar de forma rápida y segura.

Tipos de puertas automáticas para comercios

Existen muchos estilos y tipos de puertas automáticas para tiendas, pero… ¿cuáles son las mejores? Primero hay que ver cuáles son tus necesidades, porque no es lo mismo puertas para una pequeñita tienda de barrio que para un centro comercial.

Puerta corredera estándar.

Es la puerta automática más popular y funcional ya que permite una entrada y salida fluida y puede ser de apertura central o lateral.

Puerta corredera curva.

Este tipo suele verse mucho en las entradas de grandes centros comerciales, al igual que las puertas circulares.

Puerta corredera telescópica.

Son ideales para comercios con limitaciones de espacio o en lugares donde se necesite maximizar el acceso.

Además de los tipos mencionados, nos podemos encontrar con puertas batientes, puertas de evacuación, aquellas resistentes al fuego, las acristaladas, y un sinfín de posibilidades más.

Los comercios siempre apuestan por proporcionar una buena atención al cliente y tenerlos siempre contentos, pero esto no solo basta con ofrecerle una buena calidad-precio y un buen servicio, sino que el espacio comercial deber ser parte del valor de la marca por tanto elegir la puerta ideal para tu negocio forma parte de ello.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)