Sistema SATE: mejora la estética y eficiencia energética de los hogares

Edificio rehabilitado

No existe una única forma de rehabilitar una fachada, tanto acústica como térmicamente. Sin embargo, sí que existen sistemas mejores que otros, y en este caso queremos explicarte por qué deberías confiar en el sistema SATE para rehabilitar la fachada de tu edificio. Dicho sistema no puede llevarlo a cabo cualquiera, sino que deberán ser especialistas, como es el caso de los expertos en aislamiento térmico de fachadas Hormuk. ¿Quieres que te contemos en qué consiste este método? ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el sistema SATE?

El sistema SATE, cuyas siglas significan Sistemas de Aislamiento Térmico por el Exterior, es utilizado para aislar tanto térmica como acústicamente una fachada por el exterior como su propio nombre indica. Este sistema tiene muchas ventajas desde el punto de vista del ahorro energético y medioambiental, por lo que es un sistema que cada vez se usa más, y se puede aplicar tanto en obras nuevas como en edificios antiguos que requieran rehabilitación.

¿Cómo funciona el sistema SATE?

El sistema SATE consiste en colocar un material aislante en la zona que se va a rehabilitar mediante adhesivo y fijación mecánica. Este tipo de aislamiento evita que aparezcan puentes térmicos en el edificio y, de esta manera, se mejora la inercia térmica. Además, se produce un gran ahorro económico y energético porque se reduce la pérdida de energía a través de la fachada.

Te puede interesar:  Accesibilidad y Eliminación de Barreras Arquitectónicas en Edificios EXISTENTES

6 ventajas de emplear el sistema SATE

A continuación te explicamos todas las ventajas de optar por el sistema SATE para la rehabilitación de los edificios.

1. Su instalación es rápida y cómoda

La instalación de este sistema requiere mucho menos tiempo que otros en una misma fachada. Además, las molestias que se generan a los habitantes del edificio son mínimas si las comparamos con cualquier otro tipo de obras o rehabilitación, ya que no es necesario entrar a ninguna vivienda para llevarlo a cabo.

2. El consumo energético de la vivienda se reduce

Una de las mayores ventajas de este sistema es el ahorro que supone. Un mayor ahorro de energía supone un mayor ahorro económico, por lo que al final lo acabarás notando en tu factura, ya sea verano o invierno.

3. Mejora el confort térmico

Gracias al sistema SATE el aire de la vivienda estará a una temperatura agradable durante todo el año, es decir, no notarás un exceso de calor en verano ni de frío en invierno, por lo que el confort estará asegurado.

4. Se evita que la fachada se deteriore

El sistema SATE ayuda a mantener en buen estado los materiales de construcción, ya que impide que se degraden por oscilaciones de temperatura.

5. Revaloriza el inmueble

Instalar este sistema en la fachada de la vivienda no solo tiene beneficios a corto plazo, sino que también podrás disfrutar de sus ventajas a largo plazo si algún día decides vender tu vivienda, ya que revaloriza económicamente el edificio.

6. Es respetuoso con el medioambiente

Otra de las grandes ventajas del sistema SATE que no podemos olvidar es que este sistema no contiene sustancias dañinas para el medioambiente y contribuye a reducir las emisiones de CO2.

Te puede interesar:  5 herramientas básicas en tu caja de herramientas

Si tanto tú como tus vecinos estáis pensando rehabilitar la fachada de vuestro edificio, el sistema SATE puede brindaros lo que necesitáis y mejorar vuestra calidad de vida.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)

CASAS PREFABRICADAS EN ESPAÑA - LISTADO DE EMPRESAS

X