Convierte una habitación en oficina para teletrabajar

trabajar desde casa

En ocasiones es inevitable trabajar desde casa. O quizá eres freelance y ya sabes cómo funciona esto del teletrabajo. Trabajar desde casa se ha vuelto cada vez más común, no solo porque el mundo laboral haya pasado por duros momentos, sino también porque cada vez existen más oficios que pueden desempeñarse fácilmente desde casa con una buena conexión a internet.

Pero para rendir lo suficiente, no basta con un ordenador y nada más. Lo ideal para trabajar desde casa es disponer de una zona habilitada que solo se emplee para trabajar y con las comodidades necesarias.

¿Qué no puede faltarte para trabajar desde casa? En primer lugar, una mesa y una silla cómodas, pero también una buena iluminación y material de oficina. Además, no bastará con elegir cualquier silla. Deben ser sillas de escritorio, ya que suelen ser ergonómicas y podrás ajustarla a tu gusto para adaptarla a la mesa.

Y por supuesto, no podríamos olvidarnos de algo muy importante: debemos ser capaces de gestionar bien nuestro tiempo para ser productivos.

7 ideas para sacarle el máximo partido a una oficina en casa

A continuación te mostramos algunas ideas para que tu oficina en casa sea cómoda, acogedora y, sobre todo, funcional.

Te puede interesar:  Cómo elegir una buena silla ergonómica de trabajo

1. Reserva una habitación exclusivamente para trabajar

Lo ideal es disponer de una habitación cuyo uso exclusivo sea trabajar. Pero sabemos que esto no siempre es posible debido a la falta de espacio de muchos hogares. Por ello, si no tenemos más remedio que trabajar en otras habitaciones, las más indicadas podrían ser el salón o alguno de los dormitorios.

Sin embargo, para trabajar en algunas de estas habitaciones sería conveniente utilizar ciertos elementos como biombos o estanterías para separar las diferentes estancias de la oficina.

2. No te olvides de una mesa y una silla cómodas

No puedes emplear cualquier mobiliario para trabajar, sino que debe de ser mobiliario específico de oficina y con colores que se adapten a tu personalidad.

La silla es, sin duda, el elemento más importante. Debe ser una silla de escritorio y ergonómica. La mesa también debe ser lo más cómoda posible. También podrías barajar la opción de incluir un pequeño sofá o puff si tu habitación lo permite para descansar cuando lo necesites.

3. Coloca el escritorio en un lugar donde entre la luz natural

La luz natural es fundamental para rendir más en el trabajo. Si además colocas el escritorio en un lugar donde la luz entre de forma lateral, tu vista no sufrirá tanto, pero si esto no es posible por la distribución de la habitación, bastará con que la luz natural sea suficiente para poder trabajar.

4. Elige una lámpara apropiada

La luz natural siempre será mejor para trabajar que la luz artificial, pero dependiendo del día y de la hora, no siempre entrará suficiente luz natural por la ventana. Por tanto, es esencial elegir una buena lámpara que nos permita regular cuánta luz queremos y que no canse nuestra vista.

Te puede interesar:  Distribución del espacio de trabajo con mamparas de oficina en Barcelona

5. Procura tener el escritorio bien ordenado

Trabajar con desorden nunca es una buena idea. Está comprobado que si trabajamos con objetos y papeles que no nos sirven en el escritorio, no seremos tan productivos ni podremos concentrarnos bien. Por tanto, lo mejor es reservar algún mueble o estantería para guardar todo el material de trabajo.

6. Evita distracciones

Trabajar con música o viendo la tele es algo que a veces hacemos sin poder evitar, pero no es lo más recomendable para trabajar. Debemos concentrarnos lo máximo posible si nuestro trabajo lo requiere y, para ello, lo mejor es no tener nada cerca que pueda distraernos. Evita también visitar ciertos sitios web para no perder la concentración y márcate unos tiempos de descanso si necesitas despejarte.

7. Coloca un corcho en una de las paredes para realizar anotaciones

Utilizar un corcho para colgar notas es una buena forma de organizar el trabajo, además de servir como decoración. Si no dispones de una pared para ello o quieres ahorrar, bastará con tener una agenda o alguna aplicación que te permita anotar todo lo que tienes pendiente por hacer.

Seguro que si aplicas todos estos trucos, rendirás mucho más que antes en el trabajo. ¿Conoces algún truco más para sacarle mayor partido a tu oficina en casa?

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)