5 consejos para desatascar la ducha de tu casa

5 consejos para desatascar la ducha de tu casa

Uno de los elementos que más se atasca y del que más debemos tener cuidado es la ducha. Para poder solucionar este problema, necesitas saber cómo desatascar fácilmente la ducha. 

Hace ya un tiempo te hablamos de ideas para desatascar las tuberías de forma genérica o de incluso cómo desatascar un fregadero, pero hoy te ofrecemos una serie de consejos que te serán vitales para desatascar las duchas de forma correcta.

¿Por qué se atasca la ducha?

desatascar ducha

Con el otoño, es más propensa la caída del cabello y esto provoca una retención en el desagüe muy costoso. También se acumula el resto de gel y champú que se ha ido cayendo o que se ha desperdiciado.

Además, nos encontramos con características de la propia ducha que han tenido fallos en su instalación y dificultan aún más esa tarea:

  • Instalación errónea de las tuberías. Para que funcionen correctamente, debe haber una pendiente del 2%.
  • Tuberías deterioradas por el paso del tiempo y del uso de la misma.
  • Sedimentación de la cal del agua  que provoca atascos a la larga.

Estos factores provocan que la ducha no trague bien el agua y se retenga en la superficie, llegando incluso a inundar los baños.  

¿Cómo puedo desatascar la ducha?

Si eres de los que piensa que hay que llamar a un especialista, estás equivocado. Solo necesitas saber estos consejos caseros y ponerlos en práctica. 

Agua caliente

Siempre hay que optar por echar agua ardiente como primera opción, pues hay veces que este es capaz de quitar la obturación. Echa agua muy caliente por el desagüe y espera un rato para que el jabón se desintegre. Este irá tragando poco a poco.

Sal, vinagre y bicarbonato

Mezcla bicarbonato de sodio (250 gramos), sal (250 gramos) y vinagre blanco (25 centilitros). Calienta esta mezcla y échala por el desagüe.  Tras unos minutos, vuelve a echar agua ardiente.

Sosa cáustica 

Seguro que has escuchado hablar de las maravillas que hace la sosa. Para este caso no iba a ser una excepción. 

  • Protégete adecuadamente ya que contiene muchas sustancias nocivas.
  • Retira la parte metálica del desagüe.
  • Quita todo lo que esté a  tu alcance.
  • Vierte una cuchara de sosa.
  • Calienta agua y después viértela sobre la sosa.
  • Espera un tiempo para que la sosa ferva.
  • Echa agua fría para empujar los restos.

Limpiadores químicos de tubería

Existen multitud de limpiadores químicos en el mercado para desatascar las tuberías.

Te puede interesar:  ¿Por qué es útil usar hidrolimpiadoras para limpiar?

Estos limpiadores son muy agresivos y pueden dañar todas las tuberías por dentro. Lee con antelación las indicaciones y no te saltes ningún paso.

ADVERTENCIA: nunca mezcles productos químicos a la hora de desatascar la ducha pues estos echarán emisiones tóxicas para la salud.

Desatornilla el desagüe

Si  nada de lo anterior ha funcionado, debes retirar el embellecedor que contiene este agujero. Este está atornillado a la bañera y a su cañería, por lo cual hay que ser bastante exacto con la herramienta a utilizar.

Ahora ponte guantes y tira los residuos hacia el exterior, quitarás todos los residuos que quedaban dentro. Tras este paso vuelve a atornillar el embellecedor y comprueba que el agua vuelve a correr de buena forma.

Si todo lo que hemos dicho anteriormente no funciona, ya si sería hora de llamar a un especialista. 

Medidas preventivas para no atascar las duchas

Como con todo, hay muchas posibilidades preventivas para que nuestras duchas no se atasquen:

  • Limpia el desagüe después de cada uso.
  • Retira los pelos o los residuos que caigan al instante, pues aún estarán en la superficie.
  • Utiliza rejillas protectoras para evitar que los restos se cuelen entre las tuberías.
  • Limpieza profunda del desagüe de forma semanal a través de agua caliente o levadura y vinagre.

¿Puedo evitar atascos en el cabezal de la ducha?

alcachofa desatascada

No solo se atasca la tubería, sino que también se puede atascar la alcachofa y no caer el agua de forma uniforme. Esto es debido a la cal del lugar, el sarro, sedimentos que se encuentran en el agua ya que estos son arrastrados.

Para poder solucionarlo, limpia con agua caliente, limón y vinagre. Desmonta el cabezal de la ducha, y ponlo en remojo junto a la mezcla. Espera unos minutos, limpia con agua y la alcachofa quedará como nueva.

Desde que nosotros sabemos todos estos trucos, ya no se nos atasca la ducha. Son muy efectivos y esperamos que a ti te sean también de utilidad.