Cómo decorar una habitación infantil con vinilos

venta de vinilos decorativos infantiles originales y divertidos

Los vinilos decorativos infantiles son hoy en día una de las propuestas favoritas de decoradores e interioristas por varias razones: Son económicos y sencillos de instalar, además de que pueden transformar una estancia al momento de colocarlos.

Si aplicamos estos a la habitación de los niños, encontramos que son muchos y diferentes los tipos de vinilos infantiles que hay. Desde las temáticas como deportes, películas, personajes, Disney, animales, estrellas y hasta la diversidad de los tamaños y colores, por lo que se puede cambiar la decoración de la habitación sin dificultad. Lo mismo ocurre con el resto de las habitaciones, salón, despacho, cocina… es tantísima la gama que actualmente hay que será más sencillo elegir cuál es el más adecuado para la casa.

Pasos para conseguir el cambio de una habitación con los vinilos

Además de las paredes, también es posible colocarlos en puertas, electrodomésticos o ventanas. Lo único que piden los fabricantes es que se coloquen en el interior y en una superficie limpia y lisa. Claro que si tienes gotelé también se pueden montar, solo hay que poner un poco más de empeño y paciencia para conseguirlo.

Lo primero que tienes que hacer es tomar bien las medidas de la zona donde será colocado el vinilo para asegurarte de cuál será el que tengas que comprar. Una vez que tengas las medidas de la superficie donde va a estar montado anotadas, es el momento de elegir cuál vas a poner. No hace falta que tengas que ir de un lado para otro visitando tiendas, sino que hay muchas empresas de vinilos infantiles y otro tipo de vinilos que tienen tienda online. Como los envían directamente a casa en unos días, todo será más fácil. Basta con seleccionar el vinilo o vinilos que quieras, las medidas y colores en el formulario.

Te puede interesar:  ¿Cómo decorar con Papel Pintado? Ideas de decoración

Cuando te hayan llegado el paso siguiente es montarlos. No es un procedimiento complicado, y en muy poco tiempo estará instalado. Lo primero que tienes que hacer es limpiar la superficie correctamente y colocar el vinilo en la pared. Para ello puedes ayudarte de cinta de carrocero o similar, algo que no tenga una adherencia muy fuerte y que sea fácil retirar después.

Esto te va a servir para comprobar que el vinilo va a quedar posteriormente montado como tú quieres. Si no te gusta donde está ahora mismo, quita la cinta de la pared y mueve el vinilo hasta conseguir la posición deseada.

Posteriormente quita un poco el papel soporte que es el que no tiene el vinilo pegado para que puedas pegar el trozo que ha quedado de papel transfer a la pared. Este proceso hay que hacerlo poco a poco con el resto de papel soporte mientras te ayudas con una espátula o un trapo limpio para que quede bien adherido a la pared el papel transfer.

Ahora solo falta que retires el papel transfer muy despacio para que se vaya quedando el vinilo definitivamente pegado a la pared. En caso de que veas que el papel transfer es bastante grande y sobra mucho por cada lado del vinilo, antes de empezar a montarlo, puedes cortar un trozo y dejar unos centímetros de margen del borde del vinilo para que sea más fácil instalarlo, sobre todo si se trata de vinilos de grandes dimensiones.

Un consejo también en caso de que el vinilo que hayas elegido esté formado por varias partes, es que antes de empezar cortes las partes con cuidado dejando unos centímetros de margen como te hemos comentado anteriormente. Una vez las tengas, pégalas en la pared con la cinta de carrocero y haz todo este proceso anterior uno a uno.

Te puede interesar:  Ahorra en la reforma de tu casa

Ideas e Imágenes de vinilos decorativos infantiles

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)