Cómo elegir un buen sistema de calefacción

que hay que tener en cuenta antes de elegir sistema de calefaccion

Contar con una buena temperatura es fundamental para mantenernos activos y enérgicos. Por este motivo, es lógico que las temperaturas extremas, ya sea frío o calor, no nos ayudan a estar bien en ningún sentido.

Mucha gente piensa que solo las zonas más frías deben tener un sistema de calefacción en sus hogares, pero esto no es cierto en absoluto, ya que si bien es verdad que en las zonas más cálidas no notarás mucho frío si te abrigas y sales, al estar en casa sin movernos, la sensación térmica de frío puede ser mayor que fuera si no disponemos de calefacción.

Así pues, todo el mundo debería tener calefacción en casa para mantener una temperatura ambiental correcta. Ahora bien, no es fácil elegir un sistema de calefacción si no conocemos cuáles son los más extendidos.

Los diferentes tipos de calefacción más usados

Los sistemas de calefacción más habituales son los sistemas de calefacción por convección. Sin embargo, no son los más recomendables porque perjudican nuestra salud debido al arrastre de polvo y partículas, y en muchas ocasiones provocan problemas respiratorios.

Por eso, los mejores sistemas de calefacción son los que funcionan por radiación, ya que ahorraremos energía, no son perjudiciales para la salud y, además, también son más respetuosos con el medioambiente.

El tipo de vivienda determinará qué sistema de calefacción elegir

Ya sabemos que para elegir un sistema de calefacción u otro, deberemos de tener en cuenta la salud y el medioambiente, pero tan importante son estos dos factores como el tipo de vivienda que tengamos.

Te puede interesar:  ¿Cómo es la nueva factura de la luz en 2021?

Y es que no es lo mismo una casa con orientación norte que otra con orientación sur, por ejemplo. En el caso de aquellas viviendas que cuenten con muy pocas horas de sol, no tendrán más remedio que utilizar durante un tiempo más prolongado la calefacción si no quieren pasar frío.

Por otra parte, el tamaño de la vivienda también determinará qué calefacción elegir, es decir, una casa muy espaciosa necesitará más tiempo y potencia para calentarse que una casa muy pequeña.

Por último, pero no por ello menos importante, queremos recordar que es fundamental que todas las viviendas cuenten con un buen aislamiento térmico para evitar fugas de calor o corrientes de aire. Es la única manera de sentir nuestra casa con una buena temperatura óptima y ahorrar en calefacción.

No sobrepases la temperatura recomendada

Cuando tenemos frío o calor, solemos abusar de la calefacción o el aire acondicionado para combatir estas temperaturas que tanto nos incomodan. Sin embargo, está demostrado que la temperatura idónea para una correcta respiración es de 20º C.

Además, también hay que saber que no es lo mismo usar un sistema por radiación que por convección. Mientras que con el primero, 18º C serán suficientes para estar cómodos, con los sistemas por convección se necesitarán 22º C.

Ahora que ya sabes de la importancia de contar con un sistema de calefacción, elige el que más se adapte a tu hogar y prepara tu casa para el frío.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)