Consejos para restaurar una casa antigua

Consejos para reformar una casa antigua

Restaurar una casa antigua requiere mucho tiempo y tener bastante habilidad y experiencia. Los más normal es que termines encontrando defectos ocultos que no habías visto a primera vista y que acaben aumentando la factura final del proyecto, es inevitable, pero hay algunas cosas a las que si podemos anticiparnos para tener menos problemas

Si has decidido restaurar una casa antigua, es que te tomes un tiempo para prepararlo todo bien y sobre todo, para evaluar correctamente tu presupuesto. Créeme que esto te ahorrará mucho tiempo, dinero y problemas en el futuro.

Si no tienes ni idea de cuánto cuesta reformar una casa, en el enlace anterior encontraras una plantilla muy útil para poder calcular.

¡Vamos con los consejos!

Consejos para reformar una casa antigua

Reunir el equipo

Una de las partes más complicadas es reunir el equipo necesario para acometer toda la obra. Tienes tres opciones:

  • Puedes intentar realizar tu mismo la mayor parte de la restauración. Es mucho más barato, pero tardaras mucho más y casi con seguridad que tendrás muchos más problemas
  • Puedes encargarle toda la obra a una única empresa o profesional. El se encargará de buscar el equipo y lógicamente al subcontratar parte del trabajo el precio final se encarecerá. Está es la opción más sencilla.
  • Puedes buscar una persona especializada en cada tarea. Seguramente conseguirás mejores precios, pero perderás mucho tiempo en encontrarlos y es probable que luego tengas problemas si se da alguna avería que afecte a distintas personas.
Te puede interesar:  Splacing. El nuevo marketplace para especialistas en espacios

Independientemente de la opción que elijas asegúrate que la persona que contrates es un verdadero especialista. Esto es fundamental.

Administra tu presupuesto

Si tienes un presupuesto ajustado, es mejor trabajar despacio. Céntrate en completar primero los trabajos más pequeños. Tendrás que analizar lo que hay que hacer y decidir qué trabajos son más importantes. Ten en cuenta que siempre es mejor hacer menos y gastar más en materiales de calidad que hacer más usando materiales de mala calidad.

Si no sabes por dónde empezar, comienza con el techo, las ventanas y la mampostería. Aunque parezca más divertido elegir armarios o encimeras, la calidad de la cocina te va a dar igual si el techo o las ventanas tienen goteras.

También tienes que analizar si realmente merece la pena cambiar todo o hay cosas en las que merece más la pena restaurar que reemplazar. Muchas veces tendemos a pensar que comprar algo nuevo siempre va a ser mejor, pero sobre todo en casas antiguas no tiene por que ser así. Hay materiales nuevos de una calidad bastante inferior a los que se utilizaban antes. Si no tienen mucho desgaste quizá te convenga mejor mantenerlos o restaurarlos.

No intentes cambiarlo todo.

Las casas antiguas tienen características que les dan una personalidad propia. Adaptarte a estas peculiaridades te puede hacer ahorrar mucho dinero y ayudarte a preservar la personalidad de tu casa. Por ejemplo, un suelo irregular. Fijar el suelo es muy caro y bastante innecesario. En lugar de nivelar los pisos, trata de acomodarlos en el diseño de la casa.

Cuando se restaura una casa antigua hay que pensar en qué sacrificar para preservar el resto. Esto dependerá del edificio en sí mismo, y de sus y del aspecto que quieras para tu casa, pero es recomendable que si buscas una casa con estética moderna no la intentes obtener restaurando una casa antigua. Es muy probable que el resultado no guarde mucha relación con las casas del entorno y que al final te gastes un dineral para algo que podrías haber obtenido por un precio similar comprando una vivienda nueva sin necesidad de tantas complicaciones.

Te puede interesar:  Las puertas automáticas y sus beneficios en el comercio

Pintar

Aplicar una nueva capa de pintura es una de las formas más rápidas de actualizar una casa antigua. Para que la nueva pintura sea duradera, tienes que quitar todas las capas de pintura vieja, vamos que tienes que raspar. La pintura nueva darle un aire más moderno al interior y sobre todo una apariencia de nuevo.

De todas formas, si que te recomiendo que antes de empezar a comprar materiales de pintura te asegures de que vas a ser capaz de realizar el trabajo. En muchas ocasiones se tiende a pensar que pintar es algo que puede hacer cualquiera, que solo hay que empapar el rodillo y darle, y no, cada superficie tiene unas necesidades y requiere unas tareas previas. Si no sabes hacerlo es mejor que busques un pintor desde el principio. Te ahorraras el gasto en material.

Hasta aquí los consejos para renovar una casa antigua. Esperamos que os sean de utilidad.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)