¿Cómo es una vivienda con calificación energética A?

medidas calificacion energetica a viviendas

La calificación energética es el valor que indica el grado de eficiencia de energía de una vivienda en unas condiciones normales de ocupación y uso. Para ello, el certificado energético nos permitirá saber cuán eficiente es nuestra vivienda y qué mejoras se podrían realizar en ella para mejorar la calificación energética. Habrá que tener en cuenta la electricidad, la calefacción, el consumo de agua o la producción, entre otros muchos factores.

¿Cuántos tipos de certificados energéticos de la vivienda podemos encontrar?

Existen muchos tipos de certificados energéticos diferentes, que van, de mayor a menor eficiencia energética, desde la letra A hasta la letra G. El certificado energético A se asocia a las viviendas ecológicas, es decir, son las que tienen un consumo menor a 50 kW/m2 anualmente.

Así, podemos decir que las viviendas con calificación energética A presentan un buen aislamiento térmico y que sus electrodomésticos cuentan con un consumo energético por debajo de la media. Todo esto se traduce en un considerable ahorro de energía que, posteriormente, notaremos en nuestra economía.

¿Cómo podemos conseguir que nuestra vivienda sea aún más eficiente?

Aunque ahora te parezca imposible, no es tan difícil reducir el gasto energético como crees. Con tan solo un par de cambios, podrás pasar de la letra E (la más frecuente en la gran mayoría de viviendas) a la C e, incluso, a la B. Ahora bien, para llegar a la calificación energética A, tendrás que trabajar un poco más y poner en marcha las siguientes medidas:

  • Las ventanas deberán ser herméticas y con doble acristalamiento. De esta manera, la luz entrará al máximo, pero el frío y la humedad del exterior no se filtrarán en tu vivienda.
  • Los electrodomésticos deberán tener calificaciones A+ o superiores. En caso contrario, no estarás ahorrando suficiente consumo energético.
  • Las bombillas de toda tu casa deberán ser de led para un consumo mucho menor.
  • Las calderas más recomendables son las de biomasa, ya que son las más eficientes y emiten menor cantidad de CO2.
  • Las paredes, suelos y techos también deberán de contar con aislamiento térmico para evitar que se escape el calor.
  • Para optimizar al máximo la calefacción, una buena opción sería instalar un suelo radiante en toda la vivienda.
  • Lo más aconsejable es optar por un sistema de aire acondicionado de bajo consumo.
  • Es muy recomendable usar la energía geotérmica siempre que sea posible.
Te puede interesar:  Lo nuevo en casas prefabricadas: llave en mano

Por otro lado, sabemos que esto no depende de ti, pero has de saber que a las viviendas con una buena orientación les resultará mucho más fácil conseguir una calificación energética A. Si este no es tu caso, siempre puedes conseguir grandes cambios tomando nota de las medidas mencionadas anteriormente y poniéndolas en marcha cuanto antes.

Como ves, con pequeños cambios (y otros no tan pequeños) que puedes ir incorporando poco a poco en tu vivienda, podrás conseguir que esta sea cada vez más eficiente, y verás como en pocos años consigues amortizarlo. Tanto el planeta como tu bolsillo lo agradecerán enormemente. ¡Anímate a dar el paso!

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)

CASAS PREFABRICADAS EN ESPAÑA - LISTADO DE EMPRESAS

X