¿Cómo elegir una pintura para azulejos? Te ayudamos

las mejores pinturas para azulejos

Pintar los azulejos que se encuentran en nuestras paredes de casa, se está convirtiendo en una perfecta alternativa para todas aquellas personas que quieren hacer reformas, pero sin reforma ni teniendo que desembolsar una gran cantidad económica.

Antes de ponernos a pintar azulejos, debemos contar con toda la información necesaria sobre su buen uso y su cuidado. Preguntas como ¿Qué tipo de esmalte necesito?, ¿Cuáles son las mejores herramientas a utilizar?, ¿Con qué productos limpiarlo?, son las que tenemos que respondernos antes de comprar pintura para azulejos a lo loco.

¿Qué pintura para azulejos nos dará mejor resultado?

Escoger la pintura adecuada es el paso más importante para que el resultado de tu trabajo sea excelente. Para ello, debes conocer los dos grandes tipos de pintura para azulejos que se encuentran en el mercado.

Hoy en día, se puede pintar cualquier tipo de azulejo, tanto si tiene rugosidad, como si son lisos. Lo único necesario es que estén muy limpios. Para ello, si evitamos limpiar con productos que lleven silicona o cera, nos aseguraremos más la adherencia de la pintura. Una vez todo esté limpio, ¡no te olvides de secarlo bien!

como limpiar los azulejos

Pintura a la tiza

Por un lado tenemos la pintura a la tiza. Esta tarda en secar y los golpes o arañazos durante las primeras semanas, no lo lleva muy bien. A pesar de esto, una vez cura, se hace muy resistente a los roces. Las más comunes cuentan con un acabado mate, aunque conocemos que ya hay en el mercado pinturas a la tiza con acabado brillo.

Te puede interesar:  PAVIMENTOS INDUSTRIALES

Este tipo de pintura es perfecta si lo que se quiere pintar son muebles, objetos de decoración, maderas, etcétera. Si esta pintura tiene una proporción adecuada de tiza, dará un acabado muy profesional, y con muy buena duración.

Pintura esmaltes

Esta pintura es la preferida por la gran mayoría para pintar los azulejos de casa. Se debe a su excelente adherencia, y al gran resultado que nos brinda. Existen varios tipos de acabados, brillo, mate y satinado, y cada uno de estos con base de aceite (esmalte sintético) o al agua (esmalte acrílico), ¡Vamos a ver la diferencia!

Esmalte a base de aceite (sintético)

El esmalte a base de aceite es también llamado, esmalte sintético o esmalte oleoso. Está compuesto por resinas, por lo que para poder diluirlo, necesitarás un disolvente específico, como es el aguarrás. Su acabado es brillante y es una pintura muy resistente a la humedad. En cuanto a su precio, es un producto bastante económico.

La desventaja está en su largo tiempo de secado. A pesar de que en 5 horas aproximadamente te da la sensación de que está seco, la realidad es que hay que esperar al día siguiente para que lo esté al 100%. A pesar de esto, merece la pena, ya que el acabado que recibimos es muy brillante.

Son muy resistentes a los rayos UV y se consideran los más adecuados para acabados en exterior, puertas de entrada, marcos de ventana, etcétera.

pintura sintetica para azulejos

Esmalte a base de agua (acrílico)

El esmalte a base de agua es también llamado esmalte acrílico. Está compuesto por resinas acrílicas y tiene como base el agua. Esto quiere decir que para poder diluir la pintura para azulejos, necesitaremos agua. Se considera más fácil de utilizar que el esmalte sintético.

Te puede interesar:  Cómo poner vinilos para cubrir azulejos de cocina

Al contrario del esmalte anterior, este es de rápido secado y apenas tiene olor. Su acabado es muy brillante. Se considera el más adecuado para puertas, molduras, paredes de interiores, lacar superficies de madera, paredes de cocina, etcétera. Además, es la indicada cuando se quiere lavabilidad y resistencia como, por ejemplo, cuartos de niños o casas en las que hay perros.

Trucos para que la pintura quede estupenda

Cuando procedemos a aplicar el esmalte, remueve bien el producto con una espátula. Los movimientos deben ser desde abajo hacia arriba, asegurándonos la perfecta homogeneización del color y el acabado.

Si queremos un perfecto acabado, extiende una capa de esmalte con una brocha y repásalo con un rodillo de espuma compacta. Este es el adecuado ya que resiste el disolvente y cuenta con bordes redondeados capaces de alisar los pequeños relieves.

Los azulejos recién pintados, como norma general, se deben limpiar con un trapo mojado en agua, tras haber transcurrido tres días. Cuando se ha llegado al séptimo día desde que fue pintado, tenemos que realizar el mismo proceso pero con el trapo mojado en detergente suave. ¡Cuidado con usar estropajos o cepillos, es un grave error!

Tienes todos los tips para saber cuál es tu pintura para azulejos ideal. Solo queda que escojas tu color ideal y que te pongas ¡manos a la obra! Sea lo que sea lo que necesites pintar, te quedará precioso.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)

CASAS PREFABRICADAS EN ESPAÑA - LISTADO DE EMPRESAS

X