Cómo conseguir un estilo hygge para tener una casa acogedora

como conseguir una decoracion hygge

Ahora que el frío ya se ha instalado entre nosotros, es el momento idóneo para buscar la tranquilidad y los buenos ratos dentro de casa. Teniendo un ritmo de vida ajetreado, no es fácil de conseguir la mayoría de las veces, ya que casi no hay tiempo suficiente para nada.

Por ello, incluir un toque hygge en la decoración de la casa y, sobre todo en el salón, conseguirá que nos relajemos y encontramos la paz que tanto necesitamos.

La decoración hygge es originaria de los países nórdicos y se refiere al bienestar que podemos encontrar dentro de casa si nos lo proponemos. Es tan fácil como acurrucarse con una mantita mientras vemos la tele o tomar una tacita de café o té caliente para experimentar esta sensación. Además, en este estilo predomina la sencillez y el minimalismo, además de ser mucho más importante la calidad en vez de la cantidad.

5 trucos para que nuestro salón tenga un estilo hygge

A continuación te damos algunos truquitos para que tu salón esté más acogedor que nunca y el frío no te pille por sorpresa. ¿Empezamos?

1. El salón debe tener un toque natural

Añadir algo relacionado con la naturaleza a la habitación es fundamental para convertirlo en un lugar todavía más acogedor. Para ello, prueba a añadir algunas plantas pequeñas y cambia tus muebles por muebles de madera si vas a renovarlos dentro de poco. Así, tu salón tendrá una gran energía positiva y te ayudará a relajarte como te mereces.

Te puede interesar:  Los armarios a medida ayudan a aprovechar el espacio

2. Utiliza telas cálidas y confortables

Mientras que las telas de algodón y lino se deben reservar para los meses más calurosos, las mantas de lino son las más adecuadas para los meses de invierno. Así, conseguirás entrar en calor rápidamente. No te olvides de utilizar también estas telas para los sillones, cojines y otras superficies como la cama.

3. No renuncies a la luz

Teniendo en cuenta que en invierno los días son mucho más cortos, tenemos que buscar la manera para aprovechar todo lo que podamos la luz natural. En el caso de los escandinavos, suelen disponer de grandes ventanales en sus casas, pero si no es tu caso, como ocurre en la mayoría de los hogares españoles, intenta, al menos, dejar despejadas las ventanas, abrir al máximo las cortinas y subir las persianas hasta arriba.

4. Añade elementos decorativos

Las velas y las luces de led son elementos decorativos indispensables para conseguir un ambiente de lo más acogedor y calentito. Coloca algunas velas aromáticas y enciéndelas para dar un toque diferente al ambiente. Además, te servirán también para calentarte.

5. Elige siempre colores claros o neutros

Los colores claros y los colores neutros son los más adecuados para relajarnos y aportar paz y serenidad al ambiente. Además, no solo ayudará a tu bienestar, sino que con estos colores también verás tu casa mucho más luminosa y espaciosa que con colores oscuros.

Como ves, existen muchas formas diferentes de darle un toque hygge a tu hogar. Y tú, ¿conocías ya está decoración tan de moda?

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)