¿Por qué es importante la retirada del amianto?

retirar tejados uralita

¿Te suena eso de que el amianto es peligroso para salud? Pues estás en lo cierto. La exposición de manera continuada al amianto puede provocar la aparición de ciertas enfermedades graves. De hecho, cada año mueren aproximadamente 100.000 personas en el mundo por la exposición a esta nociva sustancia.

Por otro lado, la uralita es un material que se ha usado frecuentemente en la construcción de tuberías, bajantes, tejados, paredes y techos de las viviendas hasta su prohibición en el año 2002.

Sin embargo, la uralita contiene en muchas ocasiones una cantidad considerable de amianto. Pero ¿es realmente tan peligroso el amianto en realidad? ¿Por qué se han construido viviendas con amianto? Veamos un poco más en profundidad por qué es tan importante retirar tejados de uralita y qué consecuencias puede tener si la retirada no se lleva a cabo a tiempo.

¿Por qué es tan peligroso el amianto?

El amianto es dañino cuando se inhalan las micropartículas que lo componen. Una vez que las respiramos, terminan en nuestros pulmones, así como en nuestro organismo en general. Por este motivo, las autoridades no obligan a retirar tejados de amianto en las viviendas, ya que solo se considera nocivo si se respira, que por otro lado, resulta algo que no podemos controlar y ocurre en muchísimas ocasiones sin que nos demos cuenta.

¿Cuándo se liberan las micropartículas del amianto?

El amianto puede  liberar sus micropartículas en dos casos: por un lado, cuando ha ido perdiendo sus propiedades y se encuentra deteriorado, y por otro lado, cuando su vida útil ha terminado, que suele ser de 30 a 35 años. Sin embargo, ante la duda, lo más recomendable es retirar este material en todo tipo de construcciones para no poner en riesgo la salud de las personas.

¿Qué enfermedades puede provocar el amianto?

El amianto, también conocido como asbesto, provoca enfermedades muy graves, no solo a las personas que habitan en una vivienda, sino también a las que se encuentran cerca y a los propios trabajadores.

Las principales enfermedades provocadas por el amianto son: cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer, como cáncer de laringe o cáncer de riñón; fibrosis pulmonar, mesotelioma (pleural o peritoneal), amiantosis o asbestosis, que supone la inflamación crónica del tejido pulmonar; así como enfermedades y accidentes cardiovasculares, entre muchas otras dolencias.

Mientras algunas de estas enfermedades tienen cura, otras muchas provocadas por el amianto son crónicas y la persona que la padece tendrá que aprender a convivir con ella, llevando una mala calidad de vida en muchos casos. Además, la mayoría de las veces, estas enfermedades pueden tardar en manifestarse hasta 40 años, por lo que no siempre es fácil asociarlas a esta sustancia.

Después de conocer todos estos datos, es importante ponerse en manos de empresas especializadas en la retirada del amianto y otras sustancias tóxicas para eliminar de manera correcta y completamente el amianto de nuestras viviendas, evitando así la exposición de los que allí conviven y de las personas que se encuentren cerca de estas viviendas.

Salir de la versión móvil