Ideas para Reformas un Baño

Reformar un baño es una de necesidades que tienen casi todas las viviendas, es una de las habitaciones de más uso y por consiguiente sufre más deterioro, ya sean los muebles, sanitarios o pavimentos, además sus instalaciones eléctricas, griferías o fontanería requieren un mayor mantenimiento debido a la humedad que se genera.

Llegado el momento hay que tener claro que tipo de reformas vamos a llevar, puede ser una pequeña reforma o un proyecto más ambicioso.

En este artículo te ofreceremos una serie de consejos e ideas a tener en cuenta para configurar los espacios del baño y definir el estilo según las necesidades de la casa, no es lo mismo la reforma para un piso de soltero que para una gran familia, además también tenemos que tener en cuenta el tamaño del mismo, el presupuesto y si es el baño principal o el aseo.

Asi mismo si vamos a realizar la reforma de un baño pequeño hay que tener en cuenta en la distribución para ayudarnos a ganar amplitud y optimizar el espacio, además de materiales, instalaciones o sanitarios.

Cambiar la bañera por un plato ducha

Esta es una de las primeras preguntas que nos surgirán y dependerá, y para mí el factor principal, de la comodidad y de los miembros de la familia.

Si tienes hijos o niños pequeños en casa lo mejor es utilizar la bañera, un espacio de juego y relax para los más pequeños. Es posible que en un primer momento uses una bañera adecuada para tu bebé, pero pasados los dos o tres primeros años la bañera para adultos se convertirá en una zona mucho más cómoda para bañar a los peques, y como no, será un espacio de confort y relax para los papas.

El plato de ducha es mucho más cómodo y rápido, además es una opción ideal para baños pequeños que no tienen el espacio necesario para instalar una bañera.

En el caso de reformar un baño de tamaño pequeño el plato de ducha o la media bañera serán la mejor opción para aprovechar el espacio disponible. Si eres de los que te gusta disfrutar una ducha puedes también instalar un asiento plegable para sentarte miestras te duchas sin ocupar el valioso espacio, solo lo abriás cuando lo tengas que usar, además son ideales para persoinas con poca movilidad.

Son una buena opción para personas de movilidad reducida y adultos ya que será mucho más fácil lavarse en un plato de ducha.

Hoy en día existen una gran variedad de diseño, tamaños y materiales disponibles. Los platos de ducha tiene la ventaja de ser más barato que una bañera y poseen suelos antideslizantes para mayor seguridad.

Uno de los materiales más usados en la instalación de platos de ducha es la resina mineral por ser más compactos y resistentes, además son de fácil limpieza y antibacterianos, si te decantas por este tipo de plato de ducha Platodeducha.es es la mejor opción ya que ofrecen una solución de estética y calidad al mejor precio.

Te puede interesar:  Por qué contratar una empresa de pintura profesional

El Color. ¿Tonos claros o suaves?

El blanco o los colores claros o pasteles son la mejor opción, los colores oscuros reducen el espacio visualmente sobre todo en baños pequeños. Aunque esto no es así en todos los caso y estilos de baño, la utilización de colores oscuros aportan un toque diferente y elegante, pero hay que tener cuidado a la hora de combinar y crear un equilibrio con los otros elementos del baño.

El blanco es un color que combina muy bien con el resto de colores, puedes usar el blanco como color principal y otros tonos pasteles o imitación a madera, los contrastes en el baño logran un ambiente más relajado y naturales. El blanco multiplica la luz y la amplitud del baño.

El baño es uno de los espacios de la casa en los que podemos optar por usar varios materiales, lo más normal es utilizar azulejos en las paredes y usar un suelo vinílico o parquet cerámico, pero es posible usar materiales como el microcemento o las baldosas obteniendo un mix de materiales que otorgarán más dinamismo al baño.

Otra de las opciones que cobran más fuerza son el uso de papeles de baño antihumedad con formas geométricas o naturales, una opción más refrescante y arriesgada que aportará color al baño.

Para la pared de la ducha puedes optar por usar una combinación de color o material diferente al usado en el resto de la pared del baño para otorgar más importancia a este espacio.

Muebles de baño

Los muebles de baño pueden ser un gran quebradero de cabeza, existen multitud de diseños, formas y colores, mi recomendación es que uses muebles de formas simples, opta por la ligereza de las formas.

El baño debe de permitir guardar una gran cantidad de enseres, tales como toallas y productos de aseo personal, la mejor opción es comprar un mueble de lavabo con suficiente espacio y así optimizar el espacio.

Puedes usar muebles de baño sobre el suelo o suspendidos para ganar espacio visual, ideal para baños más pequeños, este tipo de muebles flotantes nos permiten un mejor aprovechamiento del espacio.

Lo ideal es no saturar este espacio, menos es más.

La iluminación

Como hemos comentado la iluminación natural es la más idónea si existen posibilidades, ofrecen un ambiente más agradable y relajante.

El resto de la iluminación debe de estar centrada en los espacios de uso y zonas puntales como son el lavabo o el espejo. Esta iluminación puntual es ideal para el arreglo personal como maquillarte o afeitarte, debe de ser una luz potente, pero a la vez funcional para que no genere sombras en nuestra cara, puedes utilizar apliques laterales, focos sobre el espejo o espejos con iluminación integrada.

Te puede interesar:  10 tipos diferentes de revestimientos para baños

El baño siempre ha de contar además con una luz cenital para la iluminación global para lograr un espacio mejor iluminado, cuenten o no con ventanas. Este tipo de iluminación ambiental debe de ser lo más parecida posible a la luz natural, puedes conseguir esta iluminación en tu baño mediante plafones o downlights encastradas en el techo (por lo que necesitarás un falso techo).

Lo mejor es usar varios tipos de iluminación, desde luz natural, puntual e indirecta. Los alógenos son perfectos para reproducir la luz natural.

Sanitarios

En la actualidad podemos encontrar una amplia gama de sanitarios con diseños que encajarán perfectamente en la decoración del mismo, además estos ocupan un lugar destacado y un puesto importante en el baño.

La opción más habitual a la hora de instalar un lavabo son los lavabos de pie o encastrados en el mueble, lo mismo pasa con los inodoros que se colocan a ras del suelo.

Pero como pasa con los muebles también es posible instalar sanitarios suspendidos sobre el suelo para ganar espacio y mayor sensación de amplitud, además facilitan la limpieza del suelo y elimina rincones donde se pueda acumular polvo o suciedad.

El bidé es un sanitario que cada vez más usuarios deciden no incluirlo en la reforma del baño para ganar espacio, siendo el sanitario más económico cada vez está más en desuso.

¿Cuánto cuesta reformar un baño?

Esta pregunta dependerá sobre todo de los metros cuadrados del baño, aunque existen muchos factores finales que pueden influir en el precio.

La instalación en la mayoría de los baños es la misma y solo varia si se colocan uno o dos sanitarios como el lavamanos, el bidé, el plato de ducha la bañera o ambas.

La parte que puede encarecer el baño es el alicatado y los suelos en función de las medidas del baño.

Teniendo esto en cuenta un baño podrá rondar sobre los 4.000€ en función de las calidades de los sanitarios y los revestimientos.

Por ejemplo, un baño de unos 23 m2 que incluya un plato de ducha con mampara, lavabo y mueble, inodoro, bidé, cambio de las instalaciones de fontanería podría salir sobre los 5.000€

Si te has decidido a realizar la reforma del baño te aconsejamos en todo caso que acudas a un profesional que te asesore y te dé un presupuesto cerrado en función a las necesidades y calidades del baño, recuerda estudiar bien los precios pidiendo varios presupuestos y no caer en el error de escoger el más barato ya que puede traerte muchos dolores de cabeza, al final lo barato sale caro.

Ideas para reformar y decorar un baño

 

 

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)