Cómo transformar una piscina de cloro en una de sal

piscina de cloro en sal

El verano se acaba, pero no por eso nos tenemos que olvidar del agua del mar. ¿Y si en vez de tener una piscina con cloro, la cual puedo disfrutar todo el año gracias a los porches, la cambio a una piscina de agua salada?

Debes saber que las piscinas de agua salada aportan mayor seguridad que el cloro, ya que este es un producto químico que irrita la piel y los ojos. Este es un proceso más rápido y fácil de lo que piensas.

Pero, ¿Cómo lo hago? ¿Tengo que cambiar mi piscina entera? A la hora de plantearse este cambio surgen muchas preguntas que hoy queremos resolverte. ¡Sigue leyendo y lo descubrirás!

Proceso para transformar tu piscina 

Una vez que ya eres todo un experto en mantener la piscina de tu casa limpia todo el verano, también debes saber cómo cambiar sus propiedades, Para ello necesitas tres elementos básicos: un clorador salino, un medidor de sal para piscinas y la propia sal.

El clorador salino

Este elemento, también llamado electrolizador, es el sustituto del cloro químico de las piscinas de agua salada. Su función principal es desinfectar y tratar toda el agua de forma natural y sana. 

Este clorador no provoca ningún tipo de irritación en la piel ni en los ojos, por lo que es mucho más cómodo y seguro, además de continuo.

Este utiliza la electricidad para producir cloro a partir de la sal que eches en el agua. Para poder utilizarlo correctamente, la piscina debe estar limpia y a una temperatura mayor de 15ºC. Después, añade 5 kg de sal por metro cúbico de agua y enciende la bomba de la depuradora. Así, el agua salada pasará por todos los filtros y realizará todo el proceso de electrólisis con un pH de entre 7,2-7,6.   

De entre todos los cloradores salinos, te aconsejamos que elijas entre:

  • Sistema de cloración salina ECO Intex: el mejor a nivel calidad-precio según todos los clientes de Amazon. Produce 12 g/h de cloro natural y puede filtrar más de 11 m3 de agua. Es perfecto para piscinas desmontables, fácil de usar y con posibilidad de programación.
  • Clorador salino Intex: el hermano pequeño del clorador anterior, con el mismo diseño pero con una producción de cloro reducida a 4 g/h. Tiene capacidades suficientes para piscinas desmontables de 17 m3. Su funcionamiento se basa tanto en la electrólisis por oxidación y la producción de cloro. 
  • Clorador salino para piscinas de hasta 55 m3 Gre: diseñado para piscinas enterradas y elevadas de hasta 55 m3. Para conseguir estabilidad, necesita de 4 g/l, algo fácil de conseguir con un mediador.
  • Cloradores salinos de Brico&Pool: esta empresa ofrece marcas de cloradores salinos que se ajustarán a todas tus necesidades a un precio bastante económico.

Si quieres saber cómo instalar un clorador salino, te dejamos esta video explicativo muy sencillo:

Medidores de sal para la piscina

Como ya has debido intuir, si quieres que este aparato funcione correctamente, necesitas mantener los niveles de salinidad del agua. Y es que, a  pesar de todas las guías para acertar con los kilos de sal que debemos verter, nunca se alcanza la cifra recomendada si no es con un dispositivo correcto. 

Un medidor de sal es un dispositivo que mide la cantidad de sodio existente en cada litro de agua a través de unos sensores. Este es impermeable y muestra los datos a través de una pantalla digital. Es un proceso muy rápido y nos encontramos con otras tres opciones perfectas:

  • Test de salinidad con 10 lengüetas Auachek: este es ideal, efectivo y fácil de usar para controlar el nivel de sal del agua. Sigue las instrucciones del recipiente y no te asustes por tener tantas lengüetas: esto solo te permite hacer diez mediciones diferentes sin necesidad de recambios. 
  • Medidor de sal TenYua: este medidor digital ofrece resultados en tan solo cinco segundos, con tan solo un 2% de margen de error y función ATC. Esto significa que los resultados no se van a ver alterados por la temperatura del agua.
  • Medidor de salinidad Apera Instruments: es el mejor pues tiene una pantalla LCD y cuatro pilas AAAA que funcionan a la perfección. Mide con precisión y rapidez el nivel de sodio y su margen de error es tan solo del 1%. Además, tiene incorporado un sistema de calibración, por lo que se puede usar en aguas de hasta 50ºC.

Elige la sal que necesita tu piscina salada

Es obvio que la vida útil de los elementos anteriores depende de la calidad de la sal empleada, pudiendo hacer que te dure solo cuatro años o una década entera. 

Por ello, necesitas tener en cuenta el volumen de agua, la temperatura, el tiempo de uso y la cantidad de cal existente en el agua. Y no olvides tener en cuenta los formatos, pues los sacos no son tan efectivos como las pastillas aunque sí son más baratos. 

Nuestras ofertas son:

  • Sal de piscina para electrólisis well2wellness: son sacos de 25 kg con un nivel de pureza envidiable. Sin aditivos, por lo que su cuidado está mucho más garantizado.
  • Bote de sal para piscinas de 10 kg well2wellness: una gran alternativa porque también carece de aditivos y su nivel de pureza es elevado. Es un bote de 10 kg y los granos tienen 1 o 2 mm de diámetro. Si la quieres solo como mantenimiento, es recomendable disponer de un vaso medidor. 
  • Sal compacta Gre: 25 kg de sal perfectamente compactada y diseñada para prolongar la vida útil de los cloradores. Sin aditivos, sin olor y sin sabor, además se diluye de forma rápida y sin dejar posos. 
  • Sal de piscina pura Alposal: 25 kg de sal pura, cuyo 99,9% de su composición trata de cloruro de sodio, garantizando así mayor seguridad en la electrólisis y una disolución mayor. 

Incluye un limpiafondos eléctrico a tu piscina

¿No pensabas que los limpiafondos elécticos podrían usarse en este tipo de piscinas?

Los limpiafondos eléctricos son un sistema de limpieza del vaso de la piscina que se conecta a la red eléctrica a través de un silenciador. Estos tienen muchas ventajas:

  • Es programable
  • Es totalmente independiente al sistema de filtrado de piscina
  • Totalmente silenciosos
  • Aptos para cualquier tipo de piscina

Así que, si quieres que tu piscina dure más tiempo, debes mantenerla de forma correcta, pero si te ayudas con un limpiafondos eléctrico tendrás la ventaja de no tener que preocuparte por su mantenimiento más. Si quieres saber todos los tipos que hay, entra en este enlace. 

Esto sería todo. Como ves, el proceso para cambiar de una piscina de cloro a una de sal es bastante rápido y sencillo. Con la inversión de estos  elementos, conseguirás que la vida útil de tu piscina de sal se alargue muchos años más. ¡Di adiós a las irritaciones!

CASAS PREFABRICADAS EN ESPAÑA - LISTADO DE EMPRESAS

X
Salir de la versión móvil