Arph | Interior Design & Decor | DIY | lifestyle

Cómo decorar una habitación juvenil

Por mucho que no queramos verlo, nuestros hijos se hacen mayores, y su habitación debería estar siempre acorde a la edad que tengan. Amueblar y decorar habitaciones juveniles no es fácil porque, aunque seamos los mayores los que al final decidamos, son ellos los que deben aprobar cada cambio.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de decorar una habitación juvenil?

Existen ciertas pautas que han de tenerse siempre en cuenta a la hora de decorar una habitación juvenil si queremos que sea cómoda y funcional. Toma nota antes de ponerte manos a la obra.

1. La elección del color es fundamental

Es evidente que debe de gustarte el color del que va a pintarse la habitación, pero la opinión de la persona que va a dormir allí, en este caso tu hijo o tu hija, es incluso más importante que la tuya.

Antes de elegir muebles, asegúrate de qué color van a ir las paredes, o cuál será el color que predomine si es que hay más de uno; y a partir de ahí, decántate por aquellos muebles que mejor combinen con los colores.

Consejo: si vas a pintar las paredes de algún color oscuro, lo más recomendable es elegir muebles claros o blancos para contrarrestar la falta de luz.

2. El estilo ha de ir acorde con la personalidad

Al igual que en el punto anterior, no puedes colocar un mueble en una habitación si la persona que va a dormir allí no está cómoda con la elección. Decide con tu hijo o hija si la habitación tendrá un toque moderno o, si por el contrario, prefiere algo más clásico o incluso rústico.

3. La cama es la reina de cualquier habitación

La cama es lo más importante de cualquier habitación, ya que si hay algo que allí hacemos, es sobre todo dormir. Una buena cama debe asegurar un descanso pleno y cómodo.

En cuanto a los tipos de camas, puedes optar por una cama individual, una cama nido, una cama supletoria y hasta una cama litera si es una habitación compartida. Las opciones son muy amplias y has de tener claro que ninguna es mejor que otra, sino que dependerá de las necesidades de cada uno.

4. El armario nunca debe faltar

¿De qué sirve una habitación si no cuenta con un buen almacenamiento? Un buen armario debe de contar con espacio de sobra para almacenar ropa, libros, bolsos y todo lo que se te pueda ocurrir que guardaría un adolescente en él.

Lo mejor que te proporciona un buen armario es que no habrá nada por medio y la habitación estará ordenada y organizada.

5. El escritorio es un requisito en la habitación de cualquier adolescente

Para estudiar cómodamente y concentrarse, se necesita una buena zona de estudio. Hazte con un buen escritorio que combine con el resto de muebles y una buena silla. La mesa debe de ser amplia, y a ser posible, con cajoneras para guardar los materiales de estudio.

6. Personalización de la habitación

Cuando los hijos crecen, no tenemos más remedio que ceder a algunas cosas para que ellos sientan que tienen mayor independencia. Por eso, existe un momento en la vida de todo adolescente en el que la habitación refleja aún más su personalidad. Si es su decisión, permítele que coloque un tablón de corcho o algunos pósteres y fotos de algo que le guste.

En Arph sabemos lo difícil que se torna a veces decorar cualquier estancia de la casa. Por eso, estamos siempre dispuestos a ayudarte y ofrecerte las ideas más sencillas y originales de decoración.

Si te ha gustado compártelo

Salir de la versión móvil