Tipos de techos falsos para instalar en casas y oficinas

tipos de techos falsos para instalar en casas y oficinas

El falso techo es un elemento muy práctico si en el lugar que vamos a instalarlo suele haber bajas temperaturas porque tendremos un ahorro económico considerable.

El significado de “falso techo” según Wikipedia es:

“Se denomina falso techo, techo falso, placas falsas de techo, cielo raso o plafón al elemento constructivo situado a cierta distancia del forjado o techo propiamente dicho”

Existen falsos techos con diferentes tipos de instalaciones y de muy diversos materiales.

La mejor opción será la que mejor se adapte a tus necesidades.

Si aún no sabes por cuál decantarte y no tienes quien te asesore, a continuación te explicamos en qué consisten los más utilizados.

¿Qué Tipos de Falsos Techos existen según su instalación?

1. Techos registrables

Los techos registrables son los más fáciles y rápidos de instalar y se puede elegir entre una gran variedad de materiales. Se trata de techos desmontables y su mantenimiento es sencillo: tan solo bastará con sustituir algunas de las placas de forma individual.

Te puede interesar:  Vinilos infantiles para decorar dormitorios infantiles

2. Techos continuos

Instalar un techo continuo es algo más complicado y solo podrás elegir entre dos tipos de materiales: techos de yeso laminado o escayola. Por otro lado, estos techos, a diferencia de los techos registrables, son techos fijos y no se pueden desmontar. Además, su mantenimiento es bastante más complejo.

¿Qué Tipos de Falsos Techos existen según el material de fabricación?

1. Falsos techos de escayola

La escayola es, sin duda, uno de los materiales más utilizados en los hogares. Por ello, los falsos techos de escayola son también de los más utilizados porque son muy versátiles.

2. Falsos techos de fibra de vidrio

Es uno de los falsos techos más recientes y se puede elegir entre distintos tipos de fibras.

Lo más destacable de este tipo de techos es que algunos tipos de techos de fibra de vidrio pueden aislar acústicamente aquella habitación en la que se coloquen.

3. Falsos techos de lamas

También podemos instalar falsos techos de lamas, que pueden ser de aluminio, vinilo o madera. Sin duda, una de las mejores opciones para edificios empresariales, ya que le darán un toque más moderno.

4. Falsos techos de placas de vinilo

Estos falsos techos son, en realidad, placas de yeso laminado revestidas por policloruro de vinilo. Se trata de un material económico, impermeable y fácil de limpiar.

5. Falsos techos de placas Troldtekt

Los falsos techos de placas Troldtekt están compuestos por aglomerado de madera en tiras mezcladas con cemento y son perfectos para evitar la humedad y para insonorizar cualquier habitación.

6. Falsos techos de pladur

Lo primero que debes saber de los techos de pladur es que son de los más fáciles de instalar.

Te puede interesar:  Plantas y cactus artificiales súper realistas

Y no solo puedes instalar falsos techos, sino que también puedes incluir paredes de pladur, y si quieres aislar aún más cualquier estancia, basta con combinar el pladur con lana de roca.

A continuación expondremos las principales ventajas de los falsos techos de pladur, ya que es una de las mejores opciones.

Principales ventajas de los falsos techos de pladur

Te recomendamos los falsos de techos de pladur por sus innumerables ventajas, entre las que podemos destacar:

1. Son muy económicos

Si te decides a instalar un falso techo de pladur, te podemos asegurar que ahorrarás más que si te decantas por otro tipo. Además, es muy fácil de mantener y ofrecen muchos acabados.

2. Son fáciles de instalar

Instalar un techo de pladur no conlleva grandes complicaciones. La instalación se lleva a cabo en tres pasos: montaje de los perfiles, colocación de las placas de pladur y empastado de la superficie donde irá colocado el techo.

3. La fácil instalación eléctrica y de tuberías

Si también tienes que realizar la instalación eléctrica o de tuberías, con este tipo de techos no tendrás ningún problema porque habrá mucho espacio entre el forjado y el techo original, y todas las instalaciones quedarán camufladas dentro del falso techo. Además, estos techos permiten colocar una gran variedad de bombillas, incluso empotradas, para conseguir una estética más moderna.

4. El ahorro en climatización

Gracias a que los techos serán más bajos, habrá menos espacio que climatizar y, por tanto, esto se notará en la factura de la luz.

5. Es un material muy moldeable

Los techos de pladur se pueden pintar de cualquier color gracias a que son muy moldeables. Por tanto, dispondrás de una gran variedad entre la que elegir y podrás personalizar la habitación como desees.

Te puede interesar:  Reformas Madrid 100: una empresa con plena experiencia y de confianza

¿Cuánto cuesta un falso techo?

Según la tabla de precios realizada por la web cronoshare, existen diferentes tipos de precios según el material de fabricación

Material del falso techo Precio aprox.*
Escayola 15 €/m2 – 40 €/m2
Pladur 20 €/m2 – 35 €/m2
Fibra mineral 20 €/m2 – 25 €/m2
Bandejas metálicas 30 €/m2
PVC 35 €/m2 – 50 €/m2
Madera 55 €/m2 – 60 €/m2

¿Tienes dudas sobre cómo pintar paredes y techos de pladur?

Para pintar un material como el pladur, puedes usar diferentes tipos de pintura, como una pintura a base de agua, o esmalte sintético, siendo la primera opción mejor que la segunda porque es inodora y no tóxica. Ahora bien, las pinturas a base de agua son bastante menos económicas, pero ayudan a ocultar posibles defectos porque su superficie es mate.

Si te decantas por el esmalte sintético, deberías de saber que poseen un fuerte olor que puede durar bastante más de lo deseado. Puedes elegir entre diferentes tipos de esmalte sintético: brillante, satinado, mate o semimate.

Elijas el tipo de pintura que elijas, el color básico siempre es el blanco, pero con la ayuda de colorantes puedes conseguir el color que desees.

¿Qué herramientas necesitas para pintar un techo o pared de pladur?

Para pintar los techos o paredes de pladur, bastará con usar rodillos, a ser posible con mango telescópico para mayor comodidad, y brochas normales, con las que podrás pintar los lugares de difícil acceso.

Si te decantas por el esmalte sintético, asegúrate de que eliges un rodillo que no se estropee con los disolventes químicos, y no te olvides de usar guantes y gafas para protegerte de posibles sustancias tóxicas.

Sandra
Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)