Cómo decorar con puffs y aportar un toque original

rellenos para puffs

Cuando visitamos la casa de otros por primera vez, nos fijamos más que nunca en todo lo que nos rodea; y cuando descubrimos algún elemento decorativo que no es habitual, consigue llamar nuestra atención. Es lo que ocurre cuando en vez de sillas o sillones, decidimos decorar con puffs. Si estás leyendo esto es porque quieres saber más acerca de los puffs y cómo puedes decorar con ellos aportando un toque diferente y original.

¿Qué es exactamente un puff?

Un puff, también llamado puf o pouf, es un asiento blando sin patas y sin respaldo duro, que se usa para sentarse pero también para tumbarse. En definitiva, se trata de un elemento de descanso muy versátil y que se adapta fácilmente a cualquier espacio del hogar. Además, hoy en día, los puffs son uno de los asientos más ergonómicos del mercado y son capaces de adaptarse al cuerpo de cada usuario.

Existen puffs para todos los gustos: puffs pera, puffs lounge, puffs deportivos, puffs infantiles, puffs de almacenaje, puffs gigantes y puffs para exterior, entre otros muchos tipos.

¿Para qué sirven los rellenos para puffs?

Cuando los puffs empiezan a perder el relleno y se van estropeando, no necesitas comprar uno nuevo, sino que lo más idóneo es usar relleno nuevo para que tu comodidad y tu bolsillo no se vean afectados.

Los rellenos para puff de poliestireno son los más populares por la comodidad y el gran volumen que ofrecen. El poliestireno es un material muy elástico y ligero, por lo que podrás seguir transportando tus puffs fácilmente de una habitación a otra. Gracias al relleno, tus puffs estarán nuevos como el primer día y podrás elegir qué cantidad exacta necesitas de relleno.

Ideas originales para decorar con puffs

¿Te gustaría incluir puffs en el salón, los dormitorios o la terraza para tus invitados o tu familia? ¡Te traemos algunas ideas para decorar tu casa con cómodos puffs!

Tanto si tienes una pequeña salita de estar como si cuentas con un amplio salón, lo mejor es colocar al menos un puff lounge de cuero para que cualquiera pueda acampar a sus anchas en él. ¡No hay nada más cómodo!

Los puffs también aportan el toque juvenil que puedes estar buscando para tu casa. No nos estamos refiriendo a que prescindas de sofás, ya que todos sabemos que son muy necesarios, pero si incluyes algún puff en diferentes habitaciones de la casa, podrás sentarte a leer en él o ver la tele. Te aseguramos que si lo pruebas, no querrás dejarlo.

Para los dormitorios, podrías apostar por algunos puffs tipo pera de tela, ya que son cómodos y sencillos y los puedes encontrar en todo tipo de diseños. En las habitaciones también es muy útil colocar algún puff rígido con baúl, como por ejemplo en los pies de la cama. De esta manera, te servirá para guardar cosas, para descansar y como decoración. Y para los más peques, existen multitud de diseños diferentes, como puffs con forma de pelota, corazón o estrella; y todos ellos con colores muy llamativos.

Por último, no te olvides de colocar algún puff en la terraza si tienes con una en casa. Los puffs para exterior son muy resistentes e impermeables, por lo que no tendrás que temer a que se estropeen.

Ahora que ya conoces un poco más qué son los puffs y cómo puedes decorar tu casa con estos elementos multiusos, es el momento de que los pruebes y nos cuentes tu experiencia con ellos. ¡Te encantarán!

Salir de la versión móvil