Cabeceros de cama, estilo y confort a partes iguales

Cabeceros de cama, estilo y confort a partes iguales
Cabecero tapizado diamantes

El dormitorio es la estancia donde lo más importante y primordial es el confort, por lo que debes elegir muy bien cada uno de los elementos decorativos que lo forman para que el espacio invite al descanso y la desconexión al final del día.

Los cabeceros de cama son los protagonistas en la decoración del dormitorio, le da personalidad y carácter a la estancia. Además de ser estético y decorativo, un buen cabecero de cama aísla las temperaturas y el ruido.

Si estás pensando en darle un cambio a tu dormitorio, no puedes perderte este artículo donde te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los cabeceros de cama y te damos multitud de ideas que seguro que te sirven de inspiración.

Qué tener en cuenta para elegir un cabecero de cama

Si estás buscando cabeceros de cama para tu dormitorio, es muy importante que tengas en cuenta una serie de aspectos claves para completar la decoración de la estancia a la perfección.

Tamaño

Las medidas del cabecero de las cama es una de las claves que debes tener en cuenta. Si simplemente quieres un cabecero decorativo para tu cama no es necesario que sea de un gran tamaño pero, si quieres usarlo como apoyo, como mínimo debe tener un acolchado y cubrir la espalda.

Es aconsejable que el cabecero de la cama vaya en función del tamaño de la habitación, si tienes un dormitorio pequeño es recomendable que optes por un cabecero más pequeño.

Los cabeceros y las camas deben adaptarse, de forma que después puedas elegir la altura del cabecero y ensanchar el diseño en su parte superior para que sea más decorativo.

Lo recomendable, sobre todo en un cabecero de cama de un color llamativo, es que su altura no sea superior a 60 cm por encima del colchón.

Materiales

El tipo de material o el tejido que elijas debe ser de buena calidad. Si optar por un cabecero tapizado, es muy importante que sean de materiales transpirables y que ofrezcan una buena ventilación.

Si quieres crear un ambiente cálido en tu dormitorio, los cabeceros de madera son una buena opción.

Si buscas un resultado más tradicional pero lujoso y exclusivo, la opción más idónea son los cabeceros de terciopelo. Los cabeceros tapizados con fibras naturales aportan frescura.

Los cabeceros de forja son una idea genial para crear un ambiente romántico en el dormitorio.

Efecto visual

Para conseguir un buen efecto visual, es muy importante que te preguntes si quieres que se ajuste a las medidas de tu colchón, si quieres un mural que incluya el ancho de las mesitas de noche, con una altura elevada siendo el único elemento decorativo de la habitación o, si por el contrario, si quieres algo más discreto como un papel texturizado.

Los cabeceros que ocupan el ancho de las mesitas de noche crean un ambiente mucho más integrado y, para este tipo de cabeceros debes tener en cuenta:

  • La anchura y la altura de las mesitas de noche
  • La distancia existente entre las mesitas de noche y el cabecero, recuerda que siempre debes dejar un margen de 5-10 cm para poder hacer la cama cómodamente

¿Sabías que estos cabeceros aportan amplitud al dormitorio? ¡Son todo un acierto!

Si estás buscando un colchón que se adapte a la perfección al cabecero de tu cama, debes saber que en Ventadecolchones puedes encontrar infinidad de colchones con los materiales de la mejor calidad garantizando la máxima durabilidad, ¡sentirás que duermes sobre las nubes!

Tipos de cabeceros de cama

Existen multitud de estilos y modelos diferentes de cabeceros de cama para crear un espacio de lo más acogedor, entre ellos podemos detacar los cabeceros tapizados.

Cabeceros tapizados

Los cabeceros tapizados tipo orejero se están poniendo muy de moda en los últimos años. Un diseño envolvente que aporta confort, tapizado en tejido de color blanco que aporta luminosidad y modernidad.

Los cabeceros de cama tapizados son modelos que aportan elegancia a la estancia y destacan por su calidez. Puedes encontrarlos tanto lisos como en capitoné.

Este tipo de cabeceros tapizados son una tendencia actual a la hora de decorar la habitación y visten tu cama con elegancia y personalidad, son el broce perfecto para ambientar tu dormitorio.

Hay infinitos estilos y diseños de cabeceros tapizados pero, los materiales más comunes son la polipiel, el cuero o el algodón.

Estos cabeceros suelen ser mullidos, perfectos para pasar ratos de lectura gracias a la comodidad que aportan.

¿Conoces las ventajas de los cabeceros de cama tapizados?

  • Crean un ambiente acogedor y cómodo
  • Multifuncional
  • Aportan un toque minimalista y sofisticado
  • Crean amplitud
  • Fácil de colocar
  • Apenas necesita mantenimiento
  • Resistente y duradero
  • Muy económico

Si estás pensando en darle un aire renovado a tu dormitorio o estás buscando nuevas ideas, los cabeceros de cama son el elemento decorativo principal en una habitación. De madera, de obra, de forja, de fibras naturales o incluso un papel texturizado son algunas de las ideas más usadas en la decoración de estas estancias. Ten en cuenta los materiales, el tamaño y el efecto visual que quieres crear y ¡consigue un espacio único y especial siendo el cabecero el protagonista de la decoración!

Salir de la versión móvil