10 tipos diferentes de revestimientos para baños

¿Tu baño te está pidiendo un cambio radical y moderno? Si es así, no te puedes perder este artículo para conocer los revestimientos para ducha más actuales con resultados impecables.

El cuarto de baño es una de las estancias de la casa donde hay que tener muy en cuenta la humedad y la falta de luz natural a la hora de cambiar el revestimiento de tu ducha.

Te damos algunos consejos, ideas e inspiración para cambiar el revestimiento de las paredes de tu baño y hacer de esta estancia uno de los lugares más innovadores de tu hogar.

10 Tipos de revestimientos para el baño

Azulejo metro

Es uno de los revestimientos más tradicionales aunque es una muy buena opción para cubrir la zona de la ducha.

El azulejo metro es un tipo de baldosa de cerámica con acabados brillantes que le aportará un toque de elegancia a tu baño.

Una de sus principales ventajas de este tipo de revestimiento es que se trata de un material muy duradero y fácil de limpiar.

Si tienes un baño pequeño, el azulejo metro es la opción perfecta ya que dará a tu cuarto de baño sensación de amplitud.

Cantos rodados

Este tipo de material suele usarse en el suelo ya que su forma redondeada resulta agradable para los pies, aunque poco a poco está empezando a verse más en la pared de la ducha.

Suelen instalarse cantos rodados de colores claros ya que combinan muy bien con baldosas lisas de una tonalidad más intensa para contrastar.

Si quieres un baño diferente al resto, fácil de limpiar y resistente al uso, este tipo de revestimiento para tu cuarto de aseo es perfecto.


Gresite para la ducha y el suelo

El gresite es el material perfecto para recubrir la pared de la ducha o para delimitar espacios en el baño.

Este tipo de revestimientos está disponible en multitud de colores y, algo muy característico es que con el paso del tiempo sigue manteniéndose como el primer día.

Su principal ventaja es su resistencia a la humedad, al vapor y al desgaste, además de agrandar visualmente el cuarto de baño.


Cerámica

¿Buscas un material duradero en el tiempo y tradicional a la vez que moderno? El revestimiento de cerámica es uno de los componentes más demandados para revestir el baño o la ducha.

Su punto clave es la gran variedad de opciones que ofrece, desde un baño minimalista hasta un baño vintage.

Gran durabilidad, resistencia y capaz de imitar cualquier textura (madera, piedra, cemento o fibras vegetales).


Microcemento

Actualmente el microcemento está pasando a ser un material muy de moda entre los interioristas y amantes de la decoración.

Sus principales ventajas son que no tiene juntas, es impermeable, tiene un fácil mantenimiento y una gran resistencia.

Gracias al microcemento podemos tener un baño personalizado y de ensueño ya que es un componente que se puede instalar en diferentes texturas y tonalidades.

Baldosas de baño

Las baldosas de baño al estilo damero son una de las tendencias más actuales a la hora de recubrir la pared del baño y, especialmente, para la pared de la ducha.

El blanco y negro son los más usados, y combinarlos con un tercer color para crear un mayor contraste, aunque hay multitud de alternativas entre las que elegir.


Mármol

Sin duda la mejor opción si lo que buscas es un revestimiento para tu ducha lo más natural posible.

Su principal ventaja es su gran resistencia y su aspecto natural, además de que podemos obtenerlo en diferentes formatos, tamaños y acabados.

Los colores más usados son las tonalidades claras aunque si te decantas por el negro también es una muy buena opción para darle un toque actual a esta estancia.


Materiales sintéticos

Este tipo de revestimiento para baños se fabrica mediante una mezcla de cuarzo natural y resinas acrílicas, lo que hace que sea muy resistente y duradero.

Una de sus ventajas es que sus juntas son casi imperceptibles y lo puedes encontrar en múltiples colores y acabados.


Madera

Madera natural o artificial, otra de las tendencias en los baños que aportan el confort y la paz que esta estancia necesita.

Si te decantas por la madera natural deberás buscar un tipo de madera que soporte la humedad y asesorarte en su mantenimiento.

Y, si prefieres optar por la madera artificial, es recomendable que elijas un laminado de calidad y con un gran rendimiento.


Piedra natural

Uno de los materiales con más encanto y con grandes propiedades.

Si tu baño ideal tiene que ser elegante, natural y, sobre todo, diferente, el revestimiento de piedra natural es perfecto para tu baño.

Revestimiento de baño sin obra

Si estas pensando en reformar el cuarto de aseo de tu hogar pero no quieres hacer obras, algunos de los mejores revestimientos pueden ser:

  • Revestimiento adhesivos
  • Pinturas para paredes y suelos
  • Papel pintado
  • Cemento pulido

Revestimiento de baño con obra

Si por el contrario, quieres recubrir las paredes de tu baño y tienes pensado hacer obras, alguno de los mejores revestimientos para el baño son:

  • Azulejos
  • Mármol
  • Madera

¿Cuál de estos revestimientos para el baño te ha parecido más atractivo? No olvides que a la hora de hacer una reforma debes sacar tu creatividad y que siempre puedes combinar diferentes revestimientos para que tu aseo esté a la última.

Salir de la versión móvil