Arph | Interior Design & Decor | DIY | lifestyle

Cómo llevar una vida saludable durante el teletrabajo

Cuando salimos menos de casa y no nos alimentamos como debemos, es muy frecuente coger algunos kilos de más, pero no te preocupes porque no hay nada que no se pueda solucionar si sigues los consejos adecuados.

Sin embargo, hay algo muy valioso para todos aquellos que teletrabajan: no pierden tiempo en desplazamientos, y sí, tienen la suerte de poder olvidarse del tupper y aprovechar para comer más sano que nunca.

8 consejos para planificar tu día a día

¿Aún sigues sin verle el lado positivo al teletrabajo? Te aseguramos que muchas personas querrían estar en esa situación; y es que aunque socializamos menos y los días pueden hacerse más largos de lo normal, también tenemos más tiempo para planificar mejor el día y que nos dé tiempo a todo lo que queríamos hacer.

Si planificas tu día como te recomendamos a continuación, te aseguramos que tus días serán más amenos, y además, te sentirás muy bien tanto física como emocionalmente.

Empieza el día con un buen desayuno

Como sabrás, el desayuno es la comida más importante del día. Esto quiere decir que podrás comer más cantidad y platos algo más calóricos que en otro momento del día, pero si queremos adelgazar, no nos conviene comer comidas muy grasas.

Si aún no tienes un buen exprimidor de naranjas, es hora de que te hagas con uno, ya que tomarse un zumo de naranja por la mañana previene ciertas enfermedades y refuerzan nuestras defensas, además de que está riquísimo. Acompáñalo también de leche, alguna porción de fruta y pan.

Evita picar entre horas

No lo decimos nosotros: está científicamente comprobado y es de sentido común. No comer alimentos muy calóricos entre horas es primordial si nuestro objetivo es no engordar o perder algo de peso.

Ahora bien, es más que recomendable y hasta necesario tomar algún aperitivo como una pieza de fruta, un yogur o algunos frutos secos, tanto a media mañana como por la tarde, para contribuir a que nuestro metabolismo trabaje más rápidamente y no pasemos hambre.

Elige un lugar fijo para teletrabajar

No todo el mundo dispone de una habitación o despacho donde poder concentrarse y sentir que realmente está en una oficina. Si este es tu caso, no tienes de qué preocuparte, ya que seguro que al menos dispones de una buena mesa y silla en las que poder trabajar cómodamente. Tener un sitio fijo para trabajar es necesario si queremos mantener una rutina productiva.

Cámbiate de ropa cuando trabajes

¿Sueles pasarte todo el día en pijama? Pues ya va siendo hora de que empieces a cambiar este hábito porque trabajar en pijama no te beneficia en nada. En primer lugar, no cambiarte de ropa mientras trabajas, puede hacer que no distingas entre trabajo y tiempo libre; y por otro lado, podrías no rendir al máximo.

Levántate para estirar las piernas

Cuando trabajamos en una oficina, no siempre podemos levantarnos y descansar cada cierto tiempo; bien porque no tenemos o bien porque simplemente no nos lo permiten. Si trabajas en casa, puedes tomarte la “libertad” de descansar cuando lo necesites. Lo ideal es levantarse cada hora y descansar entre 5 y 10 minutos.

No te olvides de beber agua y tomar fibra

Beber dos litros de agua al día es fundamental si queremos llevar una vida saludable y adelgazar o mantenernos en nuestro peso. Al beber agua, se eliminan muchas toxinas y líquidos acumulados, y además, estaremos perfectamente hidratados. Si también incluimos la suficiente fibra en nuestra dieta, como nos pueden aportar, por ejemplo, las legumbres y los frutos secos, tendremos un mejor tránsito intestinal.

Prepara menús ligeros para almorzar

Al contrario que en el desayuno, los almuerzos deben ser más ligeros y siempre controlando la cantidad de grasa para no sobrepasarnos. Cuando comemos legumbres o verduras en un restaurante, podemos creer que estamos comiendo como debemos, pero es imposible controlar el nivel de grasa real de esos alimentos dependiendo de la forma en que se cocinen o lo que le añadamos.

Cuando cocines en casa, puedes planificar tu menú de la semana para que te resulte más fácil cocinar y tengas más tiempo libre sin tener que estar pensando qué vas a comer al día siguiente. Te recomendamos cocinar algunos platos como potaje de garbanzos con espinacas, ensaladas, cremas de verduras y pescados y carnes al horno o a la plancha.

Aprovecha la tarde para salir a hacer ejercicio

Para perder peso también es necesario mantenerse activos. Si no sueles hacer deporte de manera habitual, no es necesario que salgas a correr de un día para otro, pero sí deberías de salir a andar 30 minutos como mínimo todos los días (puedes ir aumentando progresivamente esta rutina) o hacer algo de ejercicio en casa con vídeos de fitness. Tu salud física y mental te lo agradecerán.

Empieza hoy mismo a incluir estas rutinas en tu día a día y verás como en poco tiempo obtendrás resultados muy positivos. ¡Querer es poder!

Si te ha gustado compártelo

Salir de la versión móvil