Skip to main content
cocina de obra

Construye tu propia cocina: Cocinas de obra

Hoy nos centraremos en la reforma de la cocina, en concreto os daremos algunas pautas para que vosotros mismos podáis llevarla a cabo, será algo tan sencillo como crear vuestras propias cocinas de obra.

Ahorraremos algo de dinero y además conseguiremos tener una cocina de lo más personalizada.

Las cocinas de obra suelen ser más económicas, y además a la hora de poder disponer de ellas tarda mucho menos que las prefabricadas. Éstas hay que pedirlas con bastante antelación y suelen tardar mucho. Mientras que las cocinas de obra son más rápidas.

Si piensan que con las cocinas de obra no tienes muchas opciones, te equivocas. Puedes elegir la distribución que más se adapte a tus necesidades, además, tanto las puertas como cajones pueden ser del material que más te guste, aunque nosotros te recomendamos madera. Y en el caso de que no desees ni puertas ni cajones, siempre puedes poner unas cortinitas monas que oculten el interior de los compartimentos.

Lo cierto es que el mobiliario de obra trae consigo muchas más ventajas que contras, como por ejemplo su construcción se hace sobre espacio con el que ya contamos, con lo cual podemos aprovechar hasta el último milímetro para trabajar en él. De este modo, podemos crear en la mayoría de los casos formas ilimitadas que se ajusten a lo que necesitamos.

Las concinas de obras son más resistentes de lo que nos podamos imaginar, lo que nos asegura una gran durabilidad a lo largo del tiempo manteniendo sus condiciones óptimas.

A continuación os damos las claves para que vosotros mismos podáis construiros vuestras cocinas de obra:

  1. En primer lugar debemos tomar las medidas exactas de la vitrocerámica, fregadero y en su caso, calentador de gas. De este modo, estas medidas serán descontadas posteriormente del largo de la encimera.
  2. Para asegurarnos una correcta construcción de nuestras cocinas de obra, pondremos una fila de ladrillos, sin cementar, para señalar estas zonas donde irán ubicados la vitrocerámica y el fregadero. Trazaremos el ancho que tendrá el fregadero y dejaremos además 10 centímetros aproximados a cada lado en cuestión.
  3. El tercer paso será la construcción de los tabiques, ya utilizando el correspondiente cemento.
  4. Ubicaremos los premarcos en la parte delantera de la cocina, donde colocar las puertas de la misma. En el interior de las cocinas de obra podemos colocar estanterías, lo cual nos ayudará mucho en cuanto a organización en el futuro.
  5. Elegiremos los azulejos y la encimera. Existen todo tipo de colores y materiales de gran dureza.
  6. Finalmente colocaremos el desagüe del fregadero, en el caso de que no estemos muy seguros de poder hacerlo bien, dejaremos este paso en manos de profesionales.

Y tú qué prefieres, ¿cocinas de obra o prefabricadas?

Sandra

Soy Sandra y tengo 33 añitos, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *