Skip to main content
diy cabecero

Cabecero de cama con palets

En nuestra web de decoración nos gusta traeros ideas creativas para que vosotros mismos podáis atreveros a hacer manualidades recicladas y aprovechéis los recursos de vuestra casa de una manera muy práctica.

En este caso la idea sería hacer un cabecero de cama dándole otra vida útil a dos palets de madera que se han desechado. 

Es una manualidad divertida que además potencia la sostenibilidad y la reutilización.

Supone una manera genial de dejar volar nuestra imaginación y conseguir un objeto bonito y versátil.

¿Queréis saber cómo hizo ella misma este chulísimo cabecero?

No os perdáis el sencillo proceso.

Materiales para construir tu cabecero de palets

  • Dos palets de madera o listones sueltos
  • Pegamento de montaje, tornillos o clavos
  • Barniz o pintura al gusto
  • Pletinas metálicas o similar para fijarlo a la pared
  • Martillo 
  • Alicates
  • Destornillador

Hay que tener en cuenta el tamaño de la cama pues como mínimo esa será la medida,también puede ser un poco más grande.

Para el caso concreto hemos usado dos palets para una cama de matrimonio, sería suficiente con uno, si es una cama de una sola persona.

 

¿Cómo lo hacemos?

Cogemos los palets o tablones que queramos reciclar.

En primer lugar, vamos a lijar muy bien los dos palets. Si podemos usar una lijadora eléctrica, mejor, aunque claro, eso va con las posibilidades de cada uno. Este paso es muy importante y no sólo consigue que quede con un aspecto suave y mejorado; tened en cuenta que los palets se usan para transportar cualquier material y que pueden haber estado en los lugares más insospechados, así que los lijaremos bien  y servirá también para hacer una limpieza en la madera.

Además, es fundamental que no dejemos ninguna astilla o superficie metálica que sobresalga, para que no corramos peligro de lastimarnos después.

Si queremos que el cabecero tenga una estantería aprovecharemos una de las baldas de madera para utilizarla como pequeña estantería que, seguro, nos será de mucha utilidad.

En segundo lugar, pintamos y también si queremos decoramos nuestro cabecero.

Hay multitud de posibilidades, tantas como las puede haber para decorar una pared. En este caso, nos hemos decidido por una pintura blanca, que combina con el resto de la habitación y transmite una sensación de armonía con la pintura que se ha usado con la pared.

Si diluimos la pintura en agua para conseguimos  ese efecto decapado que parece indicarnos que la madera tiene solera.

Por último, es hora de montar el cabecero y unir entre sí los dos palets. Para ello, los sujetaremos por la parte de detrás con unas pletinas metálicas que le darán la consistencia que el mueble necesita.

Fijaos en todas las posibilidades que puede tener este cabecero, conteniendo una balda de librería o incorporando también luces colocando los apliques en las baldas.

¡Ya está listo! Y ahora, es vuestro turno. Animaos a hacer vuestras propias creaciones y a compartirlas con nosotros.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Sandra

Soy Sandra y tengo 33 años, amante del interiorismo, las bellas artes y el diseño, escribo desde Málaga y comparto con vosotr@s todo lo que se me pasa por la cabeza, tendencias, consejos, decoración y todo lo que nos gusta :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *